Deportes | dt | liga | fútbol

"El sello es dejar algo de tu convicción en un equipo"

De Las Perdices al mundo. El fútbol es igual en todos lados

Fiandino asegura que “todos copiaríamos si hubiera una fórmula del éxito. Si uno salió campeón invicto, lo copio y salgo campeón seguro. En el fútbol en 60 segundos puede pasar cualquier cosa”.

Recordó que “me pasó en Acción Juvenil. Perdíamos 3-1 con Juventud Unida y en los últimos 4’ hicimos 3 goles. También lo sufrí”.

“Los que fomentan esta historia de cerrar los partidos son los DT. En Villa María hay un entrenador que declaró: ‘Me ganaron sin patear un tiro al arco’. Jaja: ¡Pará, criatura de Dios, es fútbol esto!”.

Sostuvo que “tenés que tener tu sello y ese sello es el que lleva tu equipo. Este es un equipo ofensivo de fulano. Este es un equipo defensivo de sultano. Pero que todos digan que dejaste una huella, que dejaste algo de tu convicción al armar ese equipo. Ese es tu sello”.

El DT nace en Estados Unidos

Recordó: “Yo empecé como DT en Estados Unidos. El DT era un italiano que se llamaba Salvatore. Jugábamos 3 argentinos y nos tenía celos. Un día le dije al dueño del club que yo necesitaba la plata, pero hasta que no se fuera Salvatore, no volvía. Me fui. A los 3 meses me fue a buscar para que jugara y dirigiera el equipo”.

También dijo que “la personalidad y el carácter los tenía cuando era jugador. Una vez que agarré esta profesión, no la dejé más. Eso fue en el 78. Hace 42 años”.

Insistió en que “cuando cumpla 80 años, me retiro. Quiero dirigir en primera dos años más. Aunque Tabárez, el uruguayo, ¿viste cómo entra a la cancha? Y mal no le va”.

En cambio, resaltó que “‘Piojo’ Yudica salió campeón con Argentinos Juniors y en los festejos estaba él solo con la copa. Eso es triste”.

El jugador ya era un trotamundos

“Un periodista, Omar Camusso, me dijo que mi puerto es Las Perdices y de acá voy a cualquier lado donde me lleve la pelota”, sonríe.

Nació en La Plata, pero “empecé a jugar en Nueva Chicago. Probé en Boca, pero soy de River Plate. El ‘Nano’ Gandulla me quiso, pero le dije que no me ponía esa camiseta. Mis amigos, ‘pistoleros’ como yo, me llevaron a Chicago en 1959”.

Indicó que “ya vivía en Benavídez y una vez acompañé a mi madre a Trelew, porque mi hermana iba a tener un bebé. En vez de nacer en octubre, nació en noviembre”.

Resaltó que “me llevaron a jugar a Independiente de Trelew. Me dieron trabajo, comida y vivía con mi hermana. Allí debuté en 1960”.

“A Universitario de Córdoba me trajo un compañero. Juego contra Rosario Central. José D’Amico era el DT y pregunta por mí. Cuando me piden el pase, en Independiente de Trelew se enojan y me suspenden por 5 años”, contó.

“El club me suspendió. Tenía 19 años, y me llevaron a jugar a una ‘liga pirata’ en General Cabrera. En esa liga jugué con Willington, los hermanos Videla y varios más. Pagaban buena plata”, sostuvo.

Recordó que “ganamos el tri en el 62, 63 y 64 en Independiente Dolores. En 1965 se afilió a la Liga de Río IV, y perdimos la final con Acción Juvenil. En el 66 jugamos una final contra Independiente Rivadavia de un Interprovincial. Nos ganaron por gol de visitante”.

Destacó que “en el 69 pasé a Atenas. Me compré una coupé con la plata que me dieron por el pase. Venía de hacer historia con Laciar, Perchero, Sosa, Escudero y varios más en el seleccionado de Río IV que enfrentó a Córdoba con Curioni, Montoya, Cortez y Alberdi”.

“En Atenas jugué 10 partidos y me fracturé contra Roncedo. Me operé en la clínica de Mugnaini”.

“Fui a visitar a mi hermana a Trelew en plena recuperación y en Independiente me invitan a jugar un amistoso. Me hicieron una buena oferta, compré un kiosko y me fui a Trelew en 1970 con Miguel Angel Díaz y el ‘Gato’ Miranda. Por 1 punto no fuimos campeones en el 70. Pero ganamos en el 71 y en el 72 jugamos el torneo Nacional”.