Nacionales | economía |

El Banco Mundial prevé un crecimiento del 2%, limitado por la alta inflación

El Banco Mundial estimó un crecimiento del 2% en 2023 para la Argentina, condicionado por la alta inflación y en medio de un contexto global de desaceleración económica, además de las restricciones que imponen los controles de capitales.

"Se prevé que el producto interno bruto (PIB) de Argentina crezca un 2% en 2023, puesto que la inflación muy elevada del país obstaculizará la actividad económica", señaló la entidad en su informe sobre Perspectivas Económicas Mundiales.

En el capítulo dedicado a América Latina sobre las páginas 69 y 70 del reporte el Banco Mundial subrayó que "los controles de capital, importación y precios continúan complicando el entorno empresarial".

No obstante, consideró que "las inversiones para construir el gasoducto Néstor Kirchner debería beneficiar las cuentas fiscales y disminuir las importaciones de energía".

Asimismo, apuntó a las altas tasas de interés (superiores al 80%) como condicionante para la actividad económica.

El informe añadió que para 2024 se espera también un crecimiento del 2%.

Este comportamiento de la economía argentina se producirá en un contexto de desaceleración global.

"Se proyecta que el crecimiento mundial se desacelerará al 1,7 % en 2023, el tercer ritmo más débil en casi tres décadas, solo opacado por las recesiones mundiales de 2009 y 2020", indicó el BM.

La entidad agregó que "esta desaceleración se debe en parte a la aplicación de políticas restrictivas destinadas a frenar la alta inflación", al tiempo que advirtió que "una mayor inflación, políticas más restrictivas o tensión financiera podrían empujar a la economía mundial a una recesión".

Con este escenario afirmó que "se necesitan medidas inmediatas para mitigar los riesgos de recesión mundial y sobreendeudamiento".

Asimismo, sostuvo que "es esencial que los responsables de la formulación de políticas se aseguren que el apoyo se focalice en los grupos vulnerables, las expectativas inflacionarias se mantengan bien ancladas y los sistemas financieros sigan siendo resilientes".

Por otro lado, tres días después de haberla bajado, la calificadora Standard & Poor´s decidió subir la nota sobre la deuda argentina por considerar que el país "subsanó los incumplimientos".

La Argentina había realizado un exigente canje en pesos que llevó a esa agencia a rebajar la nota de la deuda la semana pasada.

Pero la calificación fue subida ahora a "CCC+", luego de que S&P valoró "positivamente" la operación final.