Villa María | edificio | informe | tribunal

Tribunales: piden un informe técnico tras desprenderse parte de una pared

El gremio de Judiciales elevó la solicitud al Tribunal Superior de Justicia y también dirigió una nota al Ejecutivo local. Como consecuencia, además de caerse el revoque y parte de la mampostería, la pared se movió 2 cm en el tercer piso

El miércoles se desprendió parte de una pared lateral en Tribunales de la ciudad. Ante esto, desde el gremio de Judiciales, su titular, Guadalupe Vázquez, aseguró que se trata de “un acontecimiento bastante importante” del que “gracias a Dios no hay que lamentar heridos”.

Como consecuencia, detalló que además de caerse el revoque, se dañó gravemente la mampostería. Como si fuera poco, ratificó que en el tercer piso la pared se movió 2 centímetros generando una grieta donde ingresa el aire desde el exterior.

“Esto quiere decir que la pared tiene menos pie y 5 centímetros de espesor. En caso de que se caiga completamente, una oficina donde trabajan 15 personas dará directamente al vacío”, exclamó con preocupación.

En este marco, dio a conocer que elevaron al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) un pedido de informe técnico llevado a cabo por profesionales de ingeniería civil para saber con precisión el estado del edificio.

Además, expuso que enviaron una nota al intendente de la ciudad, Pablo Rosso, para que intervenga en esta situación, ya que, el edificio está dentro de Villa María y pueden correr riesgo la vida de las personas.

Situación

“Nosotros estamos preocupadísimos por el estado en el que se encuentra el edificio”, ratificó Vázquez y aseveró que ya han llevado a cabo constataciones con el Ministerio de Trabajo.

Sin embargo, afirmó: “Lejos de hacer los arreglos y resolver las problemáticas, desde el Tribunal Superior de Justicia han ignorado nuestros reclamos”.

En efecto, sentenció: “De hecho, la situación edilicia está cada vez peor. Nosotros no queremos que un abogado nos diga qué arreglos hacer, acá se necesita un informe técnico, un escrito llevado a cabo por profesionales”.

Sobre el hecho, señaló que permite visibilizar “la gravedad de como está la estructura real de un edificio que tiene más de 70 años y del cual nunca se ha hecho un informe”.

“Desconocemos si es porque no consiguen a un profesional que ponga la firma o la situación es tan mala que no está habilitado y no lo quieren decir”, declaró.

Sobre el hecho, sostuvo que por suerte todo salió bien. No obstante, indicó que un desprendimiento de la mampostería desde un tercer piso “podría haber causado una desgracia”.

En este marco, alegó que una de las preocupaciones está marcada por la situación de los transeúntes a los cuales les recomendó cruzarse de vereda cuando pasen frente a Tribunales.

Posición

“Me parece que la posición del Tribunal Superior de Justicia es mirar para otro aldo y seguir revocando, tapando con parches, cual es la verdad sobre esta estructura que hoy por hoy es una trampa mortal”, condenó.

Asimismo, afirmó que los inquieta la posición del TSJ y un representante local “que siendo abogado y no teniendo la más mínima idea de lo que son las estructuras edilicias” da sus consideraciones al respecto.

“Catalogan que el edificio está bien pero no hay ningún informe serio al respecto”, expresó y continuó: “Están jugando con la vida de los compañeros y las compañeras, también de las personas que transitan diariamente”.

En este marco, comentó que son más de 300 las personas que van al edificio, siendo posiblemente para la entrevistada, “el más concurrido de la ciudad”. “La verdad es alarmante cómo están ignorando el tema”, enfatizó.

Pedido

“En esta gestión ha sido permanente el pedido por las condiciones de infraestructura”, recalcó la representante del gremio.

Sobre la problemática, dio a conocer que lograron que ingresara al edificio por primera vez el Ministerio de Trabajo de la Provincia.

“Esto se debe a que el Poder Judicial lo desconoce como autoridad. Al ingresar, desde el Ministerio constataron todas estas deficiencias y otras más”, subrayó.

En esa oportunidad, explicó Vázquez, fue labrada un acta, con la cual el Poder Judicial quedó notificado. “Lejos de hacer reparaciones y de revertir la situación, la situación está cada vez peor”, subrayo la entrevistada.

Sobre cómo se encuentra en la actualidad la intervención por parte del Ministerio, indicó: “Tenían 90 días para arreglar la situación y ya han pasado 3 años”.

Municipalidad

“Estamos denunciando ante todas las entidades, hemos elevado una nota al intendente municipal porque está dentro de ejido de la ciudad”, reveló.

Si bien el edificio depende de la Provincia, Vázquez alegó que lo reconocen, no obstante, aclaró que el Ejecutivo “como autoridad posee la responsabilidad de exigirle al propietario del edificio lo tenga en condiciones”.

“Si fuese cualquier otro edificio con una pared cuyo grosor es de 5 centímetros en un tercer piso, estaría clausurado hace rato. No sabemos qué esperan en este caso”, denunció.

Como segundo punto, detalló que solicitaron al intendente Pablo Rosso “que por favor emplace al Poder Judicial para que ponga en condicionas la infraestructura”.

En este sentido, especificó que el Municipio puede proceder a la clausura “porque está habitado por personas”.

“Debería hacerlo por no encontrarse en condiciones mínimas de habitabilidad”, instó la gremialista.

Para finalizar, Vázquez mencionó que aún aguardan las respuestas por parte del Municipio villamariese.