Villa María | Educación | UNVM | paro

Paro nacional de universidades: "La UNVM necesita, por lo menos, tres veces más de lo que está recibiendo"

La medida de fuerza nacional tuvo repercusión en Villa María y la comunidad educativa formó parte de una concentración frente al rectorado. Se planteó la incertidumbre sobre la continuidad de las actividades con el congelamiento de presupuesto y la pérdida en los salarios docentes

En el marco del paro nacional de universidades, la UNVM se sumó al reclamo de las casas de altos estudios con una concentración frente al rectorado.

Allí participaron docentes, no docentes, estudiantes y graduados de la institución que manifestaron su preocupación por el normal funcionamiento de la educación pública de nivel universitario.

Uno de los principales oradores fue el rector Luis Negretti, quien se expresó frente a la convocatoria. “Particularmente en lo que refiere a los universitarios, hay una pérdida de poder adquisitivo de los salarios muy pronunciada y en lo que refiere a gastos de funcionamiento, un congelamiento a enero del 2023 que hace inviable afrontar las obligaciones que tenemos las universidades”, dijo el rector.

Explicó que uno de los principales motivos del paro es reclamar por una actualización de los gastos de funcionamiento para que, “al menos en su mínima expresión, pueda seguir teniendo las puertas abiertas”, indicó.

El abogado remarcó que no se niega la situación general, “pero también es cierto que el Estado nacional tiene la responsabilidad de sostener a las instituciones de educación superior públicas, que está determinado por la Constitución y por la ley”. “Estamos pidiendo lo mínimo para poder seguir subsistiendo”, remarcó.

Negretti hizo referencia al pago de energía eléctrica del corriente mes, el cual representa el equivalente del 66% de todo lo que se recibe de gastos de funcionamiento. “La universidad además tiene que continuar con la acción de producción de conocimiento, investigación, extensión, becas universitarias, alquileres, el mantenimiento en infraestructura, otros servicios”, dijo y añadió:“La Universidad necesita, por lo menos, tres veces más de lo que está recibiendo, estamos haciendo malabares y hemos reconfigurado la ejecución de presupuesto”, enfatizó.

Por su parte, Gimena Loza, subsecretaria de Género, Diversidad y Derechos Humanos de Adiuvim, sostuvo que la organización del paro surgió por la conformación de un frente sindical universitario, el cual está integrado por todas las confederaciones que nuclean a los trabajadores docentes, no docentes y estudiantes, también docentes de las UTN.

“Principalmente nuestra preocupación es la amenaza inminente que este gobierno nacional deja caer sobre el sistema universitario a través del desfinanciamiento. Las universidades el día de hoy están funcionando con el presupuesto del año pasado y, como bien lo mencionaba el rector, nos enfrentamos con una diferencia inflacionaria de casi el 300%, es inviable”, explicó la docente de la UNVM.

Añadió que los trabajadores de las universidades obtuvieron un incremento salarial muy por debajo de la inflación y de manera unilateral, ya que se levantó la mesa paritaria. “El Gobierno pretende que nosotros negociemos, cuando en realidad es el Gobierno el que debería sentarse en mesa de negociación como lo estipula la legislación nacional y convenios internacionales”, cerró.

Estudiantes

También se sumaron los estudiantes, quienes agrupados en una Asamblea conformada por centros de estudiantes manifestaron su preocupación por el futuro de la educación pública.

Micaela Carreras, estudiante, detalló:“Nos juntamos principalmente porque no estamos teniendo acceso al boleto educativo gratuito. Proyectamos y organizamos un plan de acción con asambleas en la UNVM. Muchos compañeros estamos teniendo gastos muy grandes y no los podemos afrontar”, indicó.

También reflexionó Antonella Marmo: “Es imposible sostener nuestras carreras universitarias sin el acompañamiento del Estado y mantenernos en igualdad de condiciones y derechos. Estamos acompañando la lucha de docentes y no docentes, pero los estudiantes estamos precarizados y precarizadas, el derecho a la educación siempre se pone en jaque en contextos neoliberales como el que estamos afrontando, es importante unirnos dentro y fuera de la comunidad educativa”, culminó.