Policiales |

El abogado del preso que se fugó solicitará la prisión domiciliaria

El defensor, Joaquín González, manifestó que se habría escapado por severos problemas de salud. Afirmó que Matías Alejandro Ponce posee hipopotasemia, una enfermedad hereditaria que no habría sido tratada correctamente en el penal local

La defensa de Matías Alejandro Ponce (31), conocido por ser el preso que se fugó del Hospital por 38 horas, solicitará la prisión domiciliaria.

El abogado que lo representa es Joaquín González y contó que Ponce tiene un severo problema de salud que podría ser el motivo por el que escapó del nosocomio local.

Desde el momento que lo trasladaron a Bower no pudo comunicarse con él pero sí lo vio días antes, cuando estaba internado, “porque corrió riesgo su vida”.

En una de las declaraciones por parte de las autoridades penitenciarias se dijo que Ponce poseía consumo problemático.

Al respecto, González aseguró: “Es mentira lo que dijeron desde la Justicia con respecto a adicciones. Es una enfermedad que también tiene su madre, que se llama hipopotasemia, que le produce graves trastornos vitales, arritmias en el corazón, falta de potasio en los huesos”.

En efecto, fundamentó que su defendido está detenido hace 6 meses y bajó más de 30 kilos. “Es una locura y se encuentra en un estado deplorable”, expuso.

En torno a lo que pudo hablar con Ponce, señaló: “En el hospital me dijo que en la cárcel no lo atendían como correspondía, por eso casi se muere”.

Además, subrayó que en el nosocomio local “no le están dando la atención que él requería, aparentemente”.

“La gente por ahí confunde, no se justifica los hechos por los cuales las personas están detenidas, pero no dejás de ser humano como para que se priven todos los derechos”, expresó.

Prisión domiciliaria

El letrado aseveró que están en vías de elevar el pedido de prisión domiciliaria pero que para eso antes necesita un informe médico donde puedan verse los detalles de la salud de Ponce.

Sostuvo que en base a este, podrán pedirlo pero que van con ese objetivo.

“Sé que al haber escapado la situación se complica un poco más. Pero para ser franco y sincero, la intención es que este chico no se muera porque va camino a eso”, enfatizó.

En cuanto al contacto con su defendido, mencionó que espera su llamado porque hace tiempo que están incomunicados.

“Los familiares están al tanto, su pareja y sus papás están pendientes de él. Lo apoyan y hacen todo lo posible por ayudarlo”, precisó.

Salud

El abogado defensor acentuó que está muy deteriorada su salud. Mencionó que para su enfermedad ingiere un medicamento específico, el cual “no recibió más estando allí adentro”.

“Por eso la prisión domiciliaria viene por ese lado, porque él no recibió las atenciones sanitarias que corresponden”, remarcó.

Fundamentó que Ponce debería esperar el juicio desde su casa “por el simple hecho de que ha quedado comprobado que su salud allí no ha quedado preservada”.

Imputación

La defensa indicó que Ponce está detenido en el transcurso de estos meses por poseer 30 gramos de marihuana.

González tomó la defensa hace dos semanas pero contó que al leer los motivos de la detención sintió que se trataba de una locura.

“El código civil habilita a detener una persona porque lo configura como un delito pero eso ya no tiene más sustento porque el fallo Arriola, que dictaminó la Corte Suprema en 2009, establece que el consumo personal no viola ningún reglamento porque queda en el ámbito privado de cada persona”, explicó.

De este modo, indicó que no entiende por qué a Ponce se le está privando de su libertad.

“Entiendo que tenga una condena anterior. Pero entonces queremos resocializar a los presos metiéndolos, encerrándolos por cuestiones como estas o merodeo”, exteriorizó.

En este marco, el abogado consideró que no es la manera de combatir la comercialización de estupefacientes.

“Me pregunto si en una de las ciudades con mayor narcotráfico en la Argentina la guerra se gana deteniendo a personas que tienen 30 gramos de marihuana”, precisó y agregó que no solo habla de su cliente sino por todos lo que fueron detenidos por otras situaciones similares.