Deportes |

El “Nene” Fernández, armador

Nació en Rosario el 21 de marzo de 1944 y falleció en la misma ciudad el 12 de noviembre de 2003

El "Nene" Fernández. A partir de él, y como suele ocurrir con los apodos de los jugadores, muchos Fernández fueron el "Nene".

Compadre futbolístico de César Luis Menotti, que había debutado unos años antes, en su arranque, en Rosario Central, allá por 1962. En el torneo de Boca, River y el penal atajado por Roma a Delem, ostensiblemente adelantado.

En la primera fecha, Central jugó en Avellaneda ante Racing. El Canalla incorporó para ese año a Carbone, puntero derecho que había jugado en varios clubes, y a Montaño, que llegaba desde Los Andes, más la reincorporación de Biagoli.

Rosario Central terminaría en el quinto lugar junto a Chacarita, con 30 puntos. El campeón Boca sacó 43. El goleador de ese polémico certamen (por el partido entre Boca y River), fue Luis Artime, del Millonario, con 25; Sanfilippo, de San Lorenzo, llegó a 23. El más efectivo de Central fue Menotti, con 15.

El día del debut del Nene Fernández en el conjunto rosarino, fue victoria ante Racing, uno a cero, gol del Flaco Menotti.

Enrique Santiago Fernández nació en Rosario el 21 de marzo de 1944 y falleció en la misma ciudad el 12 de noviembre de 2003.

Su primer Central, el 25 de marzo de 1962, fue con Andrada; Casares y Cardoso; Nelson López, Sebastián García y Guarnieri; Carbone, Menotti, Juárez, E.Fernández y Ricardo Giménez. Racing perdió con Toledo; Anido y Bertulessi; Siles, Peano y Sacchi; Curia, Pizutti, Mansilla, Sosa y Belén. El gol, Menotti a los 37 del segundo tiempo.

El primer gol del "Nene" en primera se lo hizo de visitante a Argentinos Juniors en un empate 3 a 3. El arquero del Bicho era Ovejero.

Al año siguiente, y con 19 años, fue convocado a la Selección para la Copa América de Bolivia en 1963. Debutó en Cochabamba, en el estadio Félix Capriles, victoria 4 a 2 ante Ecuador. A la Selección la dirigía Horacio Amable Torres, un joven de 36 años que era técnico de Chacarita y que no dejó de serlo durante su estadía en el combinado nacional. Volante en su época de jugador, no trascendió demasiado y tomó a la Selección después de lo que fuera el Mundial del 62, con Lorenzo y un paso fugaz de un partido de Néstor Rossi  y Jim López, siendo entonces, el técnico más joven en la historia albiceleste.

El primer partido del "Nene" Fernández en la Selección fue con Andrada, Navarro y Ditro (Ferreiro); Martín, Carlos Griguol y Vázquez; Juárez, Fernández, Mario Rodríguez, Savoy (Rossi) y Zárate. Jugaría 8 partidos en la Nacional en el 63, marcando un gol en la Copa Roca ante Brasil, derrota 5 a 2 en el Maracaná. Argentina había ganado el partido de ida 3 a 2 en el Morumbí y perdió cuatro a uno en los 90 en la revancha. No había diferencia de gol y fueron a suplementario, que igualaron 1 a 1, y allí sí definió la disparidad de tantos marcados.

En 1964 fue transferido a River Plate por una importante suma de dinero (23 millones de pesos), el pase de Ernesto Juárez y el préstamo del arquero Carlos Medrano. En el cuadro de Núñez no logró hacer pie, jugando 24 partidos en tres años.

Todo empezó el miércoles 27 de noviembre de 1963 en un amistoso ante la Juventus a beneficio de los damnificados por la tragedia de la represa de Vajont. Sívori hizo las gestiones para el partido y River se lo pidió prestado a Central para este amistoso junto a César Menotti. Dirigido por Angel Labruna, River formó con Carrizo; Ramos Delgado y Etchegaray;  Saínz, Cap (Eladio Rojas) y Varacka; Ermindo Onega (Ernesto Juárez), Enrique Fernández (Pedro Ornad), Menotti, Delém y Roberto. River perdió 2–1 y el gol millonario lo marcó Menotti. Es ese el momento en que River concreta la adquisición del "Nene" Fernández.

Debutó en el equipo de Núñez en la cuarta fecha del torneo del 64; triunfo millonario ante Huracán en el Monumental, dos a uno. Oscar Tomás López marcó para el Globo y lo dieron vuelta Artime y Solari. River fue con Carrizo; Ramos Delgado y Ditro; Saínz, Matosas y Varacka; Onega, Fernández, Artime, Solari y Mas.

Huracán con Navarro; Solé y Vidal; Hornes, Cubilla y Schneider; Santana, Rendo, López, Marchesse y Brookes.

Emigró a Colombia y regresó para jugar el Metropolitano de 1969. Primeramente jugó en Millonarios, equipo con el que fue subcampeón en 1967, integrando una delantera que consiguió 109 goles en 52 partidos. Dejó el equipo azul a fines de 1969, incorporándose por un semestre a Independiente Medellín, y finalizó el año 1970 vistiendo la casaca de Deportivo Cali, con el que se consagró campeón de la liga, donde tuvo una participación decisiva en la obtención del título, ya que en el partido disputado el 30 de diciembre convirtió sobre el final del primer tiempo el único gol del partido ante Junior de Barranquilla, triunfo que le permitió igualar en la tabla del cuadrangular final a su rival, superándolo por tener mejor diferencia de gol. En tierra cafetera, su apodo fue Nené.

En su efímera vuelta a River durante 1969, jugó 5 partidos en el Metro que ganó Chacarita Juniors. El primero de esos 5 partidos lo jugó contra Ñuls en Rosario el 18 de marzo del 69. Ganó el Millo, dos a uno con tantos de Daniel Onega. Avallay para la Lepra. Carballo; Ferreiro, Paira, Guzmán y Vieitez; Solari, Carlos Rodríguez y Fernández; Montivero, Daniel Onega y Mas, fue ese River. En 1º división jugó 76 partidos con 7 goles. Se retiró jugando para Argentino de Rosario en 1972 en el fútbol de ascenso.

Luego de su retiro como futbolista se calzó el buzo de director técnico siguiendo consejos de Menotti; primeramente ejerció el cargo en Central Córdoba de Rosario; luego en Banfield (1977) e Independiente Rivadavia (1979-1980). A partir de su llegada al club mendocino entabló una relación con el fútbol de esa provincia, ya que luego dirigió a Gimnasia y Esgrima, San Martín y Deportivo Maipú. Registró pasos por Colón, Olimpo y Argentino de Rosario.​ Durante la década del 90 se asentó definitivamente en su ciudad natal, dirigiendo en las divisiones juveniles de Rosario Central. A mediados de 1995 se hizo cargo en forma interina de la conducción del primer equipo canalla, dirigiendo los dos últimos partidos de su club en el Clausura, tras la salida del cargo de Pedro Marchetta.

Dicen que una charla, en un asado, con el "Nene" Fernández, era muy divertida. Un ocurrente contador de anécdotas. Un hombre bien del fútbol. Un armador dentro de la cancha. Muchos contemporáneos de él en los sesenta saben bien de quién se trata.

Lo saludamos, seguramente sentado en una nube, charlando de fútbol con esa manera particular que tienen de hacerlo los rosarinos de pura cepa.



Osvaldo Alfredo Wehbe

 

TEMAS: futbol futbol
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas