Nacionales | Elecciones | formulas |

De los nueve diputados que llegan al final de su mandato, sólo 3 podrían seguir

Son los casos de Mario Negri, Gabriela Estévez y Leonor Martínez Villada. Habrá seis nuevos integrantes en la cámara baja

Definidas las listas comienzan a perfilarse algunas certezas en el escenario político provincial porque sólo tres de los nueve diputados que llegan al final de su mandato buscan continuar en sus bancas. Hay seis que desde el 10 de diciembre pasarán a ser exlegisladores nacionales.

En el primer grupo se inscriben el radical Mario Negri que, si bien participó de las elecciones provinciales como candidato a gobernador y eso operaba como impedimento para ser parte de los comicios nacionales por una cláusula autoimpuesta en Cambiemos, finalmente encabezará la lista de Juntos Somos el Cambio. También tiene la chance de continuar en la cámara baja Leonor Martínez Villada, de la Coalición Cívica, que ya compartió con el jefe del interbloque oficialista la boleta en 2015. Martínez Villada integraría un “bloque” nutrido de diputados afines a Elisa Carrió, que sumarían al menos 15 bancas. La tercera que también podría seguir en el Congreso es Gabriela Estevez, que ocupa el segundo lugar de la boleta de Frente con Todos.

La otra cara la representan los seis que dejarán sus escaños el 10 de diciembre, entre los que se encuentran legisladores de renombre como Nicolás Massot, el bonaerense que fue electo diputado por Córdoba en la lista de Cambiemos. Jefe del bloque del PRO en la cámara baja y la prolongación política de la figura de Emilio Monzó, presidente de ese recinto. No es la única sorpresa en el PRO de Córdoba: un nombre que sonó hasta el último minuto con fuertes posibilidades de renovar y que finalmente quedó afuera fue Javier Pretto, de La Carlota. En muchas listas que corrieron como trascendidos ocupaba el tercer puesto dentro del frente Juntos Somos el Cambio.

Quedará afuera la riocuartense Adriana Nazario, electa legisladora provincial el 12 de mayo. Su nombre sigue sonando como opción para el gabinete de Juan Schiaretti en su próxima gestión. Su colega, Juan Brügge, que integró la misma lista en 2015 por la Democracia Cristiana, tampoco podrá renovar.

La misma suerte correrá el exintendente de Villa Dolores, el radical K Juan Manuel Pereyra.

Por último, otra representante del radicalismo provincial que no podrá seguir es Olga Rista, que llegó a su banca como una figura no convencional de la política, procedente de los medios de comunicación.

La banca de Río Cuarto que deja Nazario tiene opciones de sostenerse con un puñado de opciones como Carlos Gutiérrez, que encabeza la “lista corta” de diputados de Hacemos por Córdoba, y Roberto Birri, que lidera la de Consenso Federal 2030. En un segundo plano, Paula Ponte, con Encuentro Vecinal Córdoba, compite también por ese lugar.

El caso de Gutiérrez y Birri esconde otra particularidad: mientras a nivel provincial compartieron el espacio de Hacemos por Córdoba y lograron el triunfo de la candidatura de Schiaretti, ahora se enfrentarán por la elección a diputados nacionales. Cómo se recordará, el socialismo se sumó al frente propuesto por el oficialismo de Córdoba. Ambos, además, tienen su paso también por el Concejo Deliberante local.

De esta manera, hay tres sectores políticos que pondrán bancas en juego y tratarán de retenerlas: Cambiemos, el oficialismo provincial y el kirchnerismo. A ellos buscarán darles pelea tanto Consenso Federal de la mano de Roberto Lavagna, que en 2007 hizo una buena elección en la provincia, y la izquierda, que limó asperezas y se encolumnó detrás de una lista de unidad.



Gonzalo Dal Bianco.  Redacción Puntal

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas