Nacionales | Elecciones | PASO |

El Gobierno reconoció que no hay tiempo para suspender las Paso

Pichetto no avizora un acuerdo; según Stolbizer, son un disparate y Rossi pidió no cambiar las reglas de juego

Dirigentes de distintos sectores políticos manifestaron ayer opiniones divididas sobre la conveniencia de realizar las Paso el próximo 11 de agosto, aunque el Gobierno reconoció que a sólo 47 días de esas elecciones no hay margen político ni legal para cancelarlas y ya habría desistido de impulsar una iniciativa en ese sentido.

El lunes último, el gobernador radical de Mendoza, Alfredo Cornejo, había reavivado esta discusión al señalar que habría que suspender las primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias debido a que no habrá competencia interna en ningún frente electoral a nivel nacional ni provincial, e incluso instruyó a sus diputados y senadores nacionales a redactar un proyecto de ley con esa finalidad.

Días antes, el gobierno nacional había cuestionado la necesidad de hacer las Paso, al considerar que "ya no tienen sentido" ante la falta de competencia dentro de cada espacio, aunque no había planteado públicamente la chance de cancelarlas como sí lo hizo luego el gobernador oficialista y titular de la UCR, Cornejo.

Este martes, la polémica continuó con el pronunciamiento de distintos dirigentes, entre ellos Miguel Pichetto; Agustín Rossi y Sergio Urribarri, quienes se manifestaron en contra de suspender las Paso, mientras que Margarita Stolbizer reclamó no hacerlas y el diputado oficialista Luis Petri presentó un segundo proyecto de ley para eliminarlas.

Por su parte, el Gobierno considera que a esta altura es un gasto innecesario la organización de las primarias (se calcula que demandarán entre 3 y 4 mil millones de pesos), pero reconoce que no hay tiempo para un acuerdo político entre todas las fuerzas para cancelarlas ni, menos aún, margen para impulsar por su cuenta una iniciativa de tal magnitud.

Las de agosto, no

Pichetto, precandidato a vicepresidente por el frente oficialista Juntos por el Cambio, coincidió en rever la necesidad de continuar con las Paso cuando no se están utilizando para dirimir candidaturas, pero rechazó cancelar las de agosto próximo.

"Me parece algo complejo. En realidad va a haber un debate ahora en el Congreso, pero frente a la proximidad de las elecciones primarias, no lo veo fácil. Tal vez, la norma tendría que haberse cambiado con anterioridad", evaluó el rionegrino.

Por su parte, Stolbizer, titular del partido GEN, consideró que las elecciones primarias "son un disparate" y que "deberían suspenderse" porque si no hay competencia entre distintas listas de candidatos de un mismo frente "no sirven para nada".

En tanto, Rossi, jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, utilizó también la palabra "disparate" pero para referirse a la posibilidad de que una ley del Congreso suspenda la realización de las Paso del 11 de agosto.

"Es un disparate porque el proceso electoral se inicia en el mismo momento de la convocatoria de las elecciones. Es claramente ilegal porque modifica el proceso electoral en desarrollo", manifestó el santafesino.

En la misma línea, el exgobernador kirchnerista de Entre Ríos, Urribarri, sostuvo que la Casa Rosada sugiere dar de baja las Paso porque "sabe que va a perder", ya que "nadie suspende una elección que cree que va a ganar", mientras que advirtió que "sería una vergüenza institucional que cambien las reglas en medio del juego".

Por su parte, el diputado Petri anunció que presentará un proyecto de ley (ver aparte) para evitar que se lleven a cabo las Paso, aunque todo indica que la iniciativa no prosperará, al igual que la de Cornejo, ya que la Casa Rosada finalmente respetaría el cronograma electoral pautado.

El intendente de Vicente López, Jorge Macri, evaluó que "las Paso son una fiesta carísima y sería bueno eliminarlas".

"En agosto, los argentinos deberán concurrir, una vez más, a las Paso, que tendrán un titánico costo de 4.500 millones de pesos, donde no se decidirá prácticamente nada", expresó Jorge Macri.

Diputados de Cambiemos presentaron formalmente un proyecto

Diputados nacionales de Cambiemos presentaron formalmente ayer en el Congreso un proyecto para suspender las Paso, al argumentar que las elecciones internas abiertas, simultáneas y obligatorias "son un avance, pero no estarían resolviendo los problemas que intenta abordar: disminuir la fragmentación partidaria y estimular la participación ciudadana".

Con el rechazo expreso de la oposición y aún de aliados del Gobierno, como la Coalición Cívica de Elisa Carrió, el proyecto propone suspender la aplicación de las Paso (previstas para el 11 de agosto), para la selección por parte de las agrupaciones políticas de los candidatos a presidente y vicepresidente para las elecciones generales de 2019, "quedando sola y automáticamente proclamados candidatos para las mismas los precandidatos de todas las listas que hayan sido oficializadas en el proceso iniciado".

La presentación del proyecto tuvo ayer fuerte repercusión en el Congreso, en el que legisladores de la oposición adelantaron su rechazo de plano a la iniciativa impulsada por el oficialismo, y además pusieron en duda que se apruebe este año, ya que se necesitan mayorías especiales para su sanción, por tratarse de la modificación de una ley electoral.

La iniciativa lleva las firmas, entre otros, de los mendocinos Luis Petri, Federico Zamarbide, Luis Borsani, Stella Maris Huczak, y Sebastián Bragagnolo, así como el cordobés Diego Mestre; el entrerriano, Marcelo Monfort y la rionegrina Lorena Matzen.

En el segundo artículo, el proyecto propone que esa medida se extenderá "para la selección de candidatos a legisladores nacionales en aquellos distritos en los que todas las agrupaciones políticas no hayan presentado más de una lista, para la misma categoría de cargo".

De todos modos, se establece que la iniciativa "no será de aplicación en aquellos distritos en los que para la selección de candidatos a legisladores nacionales, por lo menos una agrupación política, haya presentado más de una lista de precandidatos para la misma categoría de cargos".

En los fundamentos, los legisladores señalaron que las Paso "son un avance, pero no estarían resolviendo los problemas que intentan abordar: disminuir la fragmentación partidaria, estimular la participación ciudadana y llevar adelante procesos de selección de candidatos más transparentes, debido a que, en la mayoría de los casos, las candidaturas ya vienen selladas por acuerdos previos entre unos pocos dirigentes partidarios".

"En el caso puntual de las elecciones Paso 2019, no hay "candidatos" a elegir. Cada frente o agrupación política presenta una sola fórmula a presidente y vicepresidente. Lo mismo se replica en otros distritos del país para los cargos de legisladores nacionales", señalaron los legisladores al explicar los alcances de la iniciativa.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas