La internación del presidente estadounidense, Donald Trump, en el Hospital Walter Reed, afectado por Covid-19 y con pre-condiciones de obesidad y edad de riesgo, sumó una nueva inestabilidad a la economía mundial y en consecuencia a nuestra Patria.

El vicepresidente Mike Pence estuvo a cargo, lo que mantuvo clara la situación institucional, pero no la económica.

La primera potencia mundial venía atravesando graves dificultades y dentro de un mes, el 3 de noviembre, se eligen presidente, vicepresidente, una parte del Senado y todos los miembros de la Sala de Representantes (diputados).

Millones de ciudadanos están votando y votarán hasta el 3 de noviembre por correo.

En EE.UU. los comicios son indirectos. En cada estado se eligen electores y luego en el Colegio Electoral la fuerza política que reúna una mayoría de 270 electores decide quién será el inquilino de la Casa Blanca desde el 20 de enero de 2021 por cuatro años.

Si al momento de la reunión del Colegio Electoral un candidato a presidente estuviera imposibilitado o muerto ese cuerpo decide quién ocupa ese lugar.

Si la vacancia se produce después del acto electoral el cargo debería recaer en el candidato a vice, ya que muchos estados limitan a sus congresales a votar a quienes integren la papeleta electoral.

Si por la complejidad de la elección o desacuerdos en el Colegio Electoral no se hubiera elegido para el 20 de enero asume el cargo la titular de la Sala de Representantes, Nancy Pelosi.

Las incógnitas de este complejo proceso traerá mayores turbulencias en los mercados en momentos en que todas las economías, salvo la de China, tienen caídas muy fuertes de su PBI, desocupación creciente y una segunda ola de contagios de Covid-19.

Ante un panorama tan grave es imprescindible un acuerdo patriótico entre el oficialismo y la oposición para elaborar políticas de Estado en lo político, social y de seguridad y encarar una relación con el mundo con un frente unido.

Es hora de dejar de lado rencores e ideologías y pensar en la Patria y el Pueblo.

las más leídas