Nacionales | empleo | crisis | desempleo

En un año se perdieron más de 172 mil puestos de trabajo

Según un informe oficial, el empleo registrado tuvo una caída del 1,4% en noviembre. El sector privado fue el más afectado con 117.700 lugares

El empleo registrado sufrió una caída del 1,4% en noviembre pasado con relación a igual período del año anterior, lo que representó una pérdida de 172.200, según un informe oficial.

De acuerdo con el estudio, la mayor pérdida corresponde a los asalariados del sector privado con 117.700 ocupados menos en un año.

Durante noviembre del año pasado, el mercado laboral perdió 24.700 puestos y en doce meses más de 172.200, según informó este miércoles el Ministerio de Producción y Trabajo.

Según las estimaciones elaboradas en función de las expectativas de los empresarios, los datos reflejarán que se perdieron más de 200 empleos durante el 2018, un año sacudido por la crisis cambiaria, la devaluación, la inflación y el profundo período recesivo.

Los datos oficiales indican que los asalariados del sector privado fueron los más castigados con 117.700 ocupados menos, de los cuales la mayoría corresponden a la industria (61.800), el comercio (30.800) y la construcción (18.800).

Por el contrario, hubo aumentos en agricultura (7.600), la minería (3.900), servicios sociales y salud (1.600) y enseñanza (7.100).

En cuanto a los datos de diciembre, la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) entre los empresarios adelanta una caída del empleo de 2,3% comparado con el mismo período del año anterior.

En el día de ayer trascendió que el centenario diario La Nación cerró su planta gráfica y dejó en la calle a 72 trabajadores.

La impresora ubicada en el barrio de Barracas se encuentra cerrada y cercada por personal policial que impide el ingreso de los operarios.

La empresa de la familia Saguier venía presionando a los trabajadores para generar nuevos retiros voluntarios que llegaron hasta los treinta y, a la par, exigiendo a quienes optaran por mantener el vínculo laboral la aceptación de una reducción drástica de los salarios de un 40%.

La táctica de la empresa fue la de extorsionar con el cierre de la planta en caso de no lograr el objetivo planteado. 

Sin que se agotaran las negociaciones (el sindicato gráfico asegura haber aceptado una reducción del salario del 25%), la compañía cumplió con su promesa y optó por cerrar intempestivamente la planta durante la madrugada del martes cercándola con infantería.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas