Villa María | empresario | alimentos | Rusia

Un empresario de Villa María donó 20 toneladas de alimentos a Ucrania

Ricardo Fernández Núñez está radicado en Europa hace más de tres décadas y envió 50.000 latas de comida autocalentable con alto valor proteico. Además decidió retirar sus negocios de Rusia. "De ninguna manera tendríamos negocios con ese país", sostuvo el empresario villamariense

El empresario nacido en Villa María tomó una doble decisión, donar alimentos para el ejército ucraniano y retirar del mercado ruso los productos que producen.

Ricardo Fernández Núñez mantuvo una comunicación con este medio y detalló la entrega de los alimentos.

“Yo tengo una fábrica de alimentos autocalentables que es un invento español, la misma está instalada en Valladolid”, comenzó explicando el empresario nacido en la ciudad.

Al mismo tiempo, señaló la comida entregada es una lata que tiene un sistema de combustión. Los alimentos que se ponen adentro se autocalientan. “Hace mucho tiempo que venimos trabajando y vendemos a muchas partes del mundo, Naciones Unidas, por ejemplo, los compra para destinarlos a personas refugiadas”,dijo.

Fernández Núñez destacó que el alimento se utiliza para emergencias, ya que posee este sistema de autocalentado y además posee un alto nivel calórico.

“Decidimos fabricar 20 toneladas, que son 50.000 latas autocalentables, con destino a los comités de autodefensa de Ucrania, que es la fuerza armada que defienden el borde del sector este del país”,indicó el villamariense.

Sobre la donación, el empresario sostuvo que no se trata de un gesto solidario: “Francamente, considero que las empresas debemos tomar una posición frente al crimen y el genocidio que está haciendo Putin. No hay ninguna excusa para que una empresa gane dinero en Rusia, ninguna excusa para que le siga financiando esta locura maquiavélica a este señor que no solamente está destrozando Ucrania, sino que está poniendo la paz mundial en el momento más peligroso”, manifestó visiblemente afectado por la situación.

Y añadió: “Diría que hoy hay más peligro por una guerra de gran escalada que incluya armas nucleares que cuando empezó la invasión el 24 de febrero”.

Respecto a la guerra, el villamarense expresó que hay 40 países que proveen armas a Ucrania para resistir la invasión rusa. "Yo no fabrico armas, fabrico alimentos y esas son mis armas. Con esas armas estoy apoyando la independencia de Ucrania", concluyó el empresario.

Retirarse de Rusia

El propietario de “Vinos de la Luz”, un grupo vitivinícola internacional que cuenta con bodegas en Argentina, España e Italia, explicó que retiraron sus productos de Rusia. “Somos proveedores fuertes en Rusia, hicimos volver los stocks y cancelamos la licencia que tenían los importadores”, dijo.

Y aseguró que de ninguna manera tendrán negocios con el país. “Nosotros tenemos que apoyar en los hechos”, destacó.

Golpe a la economía

Cuando comenzó el conflicto, el bodeguero villamariense retiró sus empresas de Ucania y, además, ayudó a sus empelados ucranianos a salir del país en búsqueda de un lugar seguro.

En diálogo con Puntal Villa María, Ricardo Fernández Núñez señaló que la guerra marca un panorama “siniestro” en torno a la economía.

“Están cortadas las cadenas de suministros y la pandemia generó una distorsión de los valores económicos. Ahora esta guerra ha sacado del juego a dos grandes proveedores de insumos realmente importantes como la energía, alimentos y metales”, explicó.

Y agregó:“No se le puede comprar a un asesino las joyas que le robo y mató. No se le pueden seguir dando más medios a Rusia para que siga financiando esta locura”.

En torno a la economía mundial, el empresario señalo que europa tiene el 7% de inflación anual, “hace 40 años que no se registraban estos valores, hay dos generaciones que han vivido en la más absoluta estabilidad y con monedas fuertes. Siempre con una economía sostenida por los valores de conjunto”, expresó. “Imagínense lo que significa para esta gente que ven que cambian los precios y es posible el racionamiento de gasolinas, el impacto psicológico para los sujetos que viven en Europa que ven que se les mueve el piso por abajo. Esto se va a trasladar al mundo y tenemos que estar preparados”, advirtió.

Por último, el hombre nacido en Villa María señaló que el gobierno argentino debe estar preparado. “No hay que mirar solamente lo que esta pasando acá, la economía del mundo está haciendo agua y esa agua nos va a salpicar”,concluyó.