Deportes | equipo | temporada | Oliva

Salvador Giletto: "Todavía no tomo dimensión de lo que logramos"

Independiente de Oliva logró el ascenso a la Liga Nacional de Básquet y su capitán y referente dialogó con Puntal Villa María luego de un hecho histórico para toda la región. "Estamos viviendo una locura increíble", comentó

Histórico. Independiente de Oliva es de la Liga Nacional. El equipo azul vive su momento de gloria. Anoche el equipo fue recibido por una multitud y la celebración no para.

Uno de los artífices del triunfo sobre Zárate Basket por 91 a 83, para de esa manera decretar el 3 a 0, fue Salvador Giletto. El capitán se erigió en la pieza fundamental para garantizar la victoria del elenco de Oliva, con un registro de 24 puntos (6-10 en dobles, 2-4 en triples, 6-9 en libres), 9 rebotes, 5 asistencias y un recupero en 35 minutos.

Mientras el plantel regresaba a su tierra, el referente dialogó con Puntal Villa María y no ocultó la felicidad. “Estamos viviendo una verdadera locura increíble”.

“El partido fue diferente a los demás, ellos salieron muy intensos y agresivos y nos sacaron una diferencia de 10 puntos muy rápido, estaban muy efectivos, muy dispuestos a ganarlos, creo que nosotros nos encontramos en una situación que todavía no habíamos tenido en la serie y a partir de ahí tuvimos que empezar a remar en contra pero con el correr del partido pudimos mantener nuestra esencia defensiva y ajustar algunos detalles para poder llegar a un final cerrado, que es lo que buscábamos”, dijo el chaqueño.

Además, sobre la definición apuntó: “Hicimos hincapié en tratar de llevar el partido lo más parejo posible y que en algún momento creíamos que lo íbamos a poder quebrar y eso sucedió”.

-¿Qué significa este logro que entró en la historia del deporte provincial?

-El ascenso, una locura increíble; si bien no era el objetivo principal del equipo cuando se inició esta temporada, y de a poco se fue haciendo realidad y podíamos ver que estaba la posibilidad, lo fuimos buscando y se logró. La verdad es que es muy satisfactorio ver que luego de tanto trabajo y con una temporada tan larga se obtuvo semejante conquista. Es mágico.

El club se lo merece porque hace las cosas muy bien, nosotros como jugadores, cuerpo técnico, como todo el plantel, hemos trabajado muy duro como otros equipos.

-¿Dónde creés que estuvo la clave del grupo para lograr el ascenso?

-Conseguimos una química de juego muy fuerte que con el correr de los partidos se fue haciendo más grande. El tiempo nos llevó a una situación muy sólida de juego.

-¿Qué sensación te produce haber sido el jugador destacado y goleador del equipo?

-Este partido se me dio a mí, pero Reinaudi jugó de manera tremenda la serie y se logró una solidez de juego muy difícil de encontrar, donde si bien siempre hay algún jugador que lleva para delante el equipo, habíamos logrado una solidez tremenda, teníamos muchas alternativas y se iban viendo espacios de diferentes situaciones y jugadores que es muy complicado a la hora de presentarse un partido, todas esas cosas eran vallas para los rivales a tenerlas en cuenta, debían tapar muchos agujeros y ahí es donde aparecía otro, eso lo logramos toda la temporada.

El trabajo para llegar al objetivo tuvo mucha gente atrás y Giletto destacó: “Se dedica a toda la gente que estuvo siempre, la familia, la gente del club, colaboradores, dirigentes, al círculo íntimo de cada uno, a mi novia, hay que disfrutarlo con todos ellos, el club, nosotros y todavía no tomamos dimensión de lo que es y de la forma en que se hizo, fue increíble durante toda la temporada, ya que estuvimos primeros toda la temporada, ganamos el Súper 8, tiene muchos condimentos al ser el primer año en Liga”.

-¿Por qué fueron los campeones?

-Los atributos que tuvo el equipo se basaron en demasiado compañerismo, carácter para tomar decisiones y poder cerrar los partidos parejos, pero tuvimos mucha solidaridad, compromiso y responsabilidad con el equipo en sí. Dejamos de lado el ego en varias situaciones donde te lleva a perder un partido y lo logra el cuerpo técnico, que tuvo como filosofía de equipo, desde el arranque, desde el minuto cero, de la pretemporada hasta ahora, lo de entender que quizá no teníamos un equipo con nombres que iban a ganar el partido sino que teníamos que jugar todos juntos y no depende de uno o dos jugadores, eso nos hizo muy fuertes.

Independiente de Oliva es Nacional y ya hizo historia.

Lo que se lee ahora