Provinciales | Estudiantes | sector | escuelas

Desde agosto, el 40% de las escuelas tendrán una hora más de clases

Tras el receso de invierno, se sumarán otros 100 establecimientos a los que ya están con cinco horas de cursado diario. Se presentó un balance del primer semestre

El 40% de las escuelas primarias públicas de la provincia de Córdoba tendrán una hora más de clases a partir de agosto. Así lo informó ayer el Ministerio de Educación.

Dicha incorporación está propuesta para 1, 2 y 3 grado, para llegar a una jornada escolar de 5 horas, a partir del financiamiento provincial.

Córdoba cuenta con 1.687 establecimientos de este tipo, de los cuales 782 son urbanos y 905 rurales.

“Desde junio, 188 primarias incrementaron 1 hora más la jornada en el primer ciclo, y desde el 1° de agosto, lo harán otras 100. En esta extensión horaria, los contenidos a desarrollar estarán basados en los programas priorizados, incorporándose, además, la lengua extranjera inglés. A su vez, de las 905 primarias rurales, 286 cuentan con Jornada Extendida de primero a sexto grado (2 horas más de clase por día). Asimismo, cabe aclarar que Córdoba puso en marcha la Jornada Extendida con 2 horas más de clases por día en 4, 5 y 6 grado (segundo ciclo), de manera incremental, desde 2010. Hoy, la extensión de jornada en el segundo ciclo alcanza a 1.062 escuelas, de las cuales 107 aplican también dos horas más por día en 1, 2 y 3 grado (primer ciclo). De esta manera, a partir de agosto, 681 escuelas primarias tendrán incrementada su jornada escolar en el primer ciclo, es decir el 40% del total de instituciones estatales de este nivel”, explicaron.

De vuelta

En otro orden, en cuanto a la recuperación del “efecto escuela”, la reconstrucción del vínculo entre los distintos actores de la comunidad educativa (estudiantes, docentes y familias) ha sido un verdadero desafío profesional, ya que la pandemia tuvo un fuerte impacto en el desarrollo socioemocional de niños, niñas y adolescentes producto del aislamiento, la falta de contacto entre pares y la sobreexposición a pantallas, sumado a las condiciones sociales y económicas desiguales.

El retorno a la presencialidad plena ha significado redoblar los esfuerzos en cada escuela para restituir las rutinas, recuperar oficio de estudiante y de enseñar y, en definitiva, volver a habitar la escuela y acordar los modos de convivir. En este sentido, los equipos profesionales de Acompañamiento Institucional (Convivencia escolar y Equipos Profesionales de Acompañamiento Educativo) de la cartera educativa se han puesto a disposición de las instituciones educativas y así lo evidencian las 1.000 demandas atendidas durante estos 4 meses (14.3% referidas a conflictos entre pares, 5.7% a acoso escolar, mientras que el resto comprenden distintas demandas relacionadas con la vida institucional).

El esfuerzo de toda la comunidad educativa está destinado a restituir el clima institucional necesario para garantizar los procesos de enseñanza y aprendizaje, poniendo el foco en los Programas Priorizados.

Otros números

A todo esto, según un relevamiento realizado por las direcciones de nivel (datos provisorios hasta que se consoliden los datos de matrícula que serán informados cuando se culmine el Relevamiento Anual), en la provincia estudian 822.461 estudiantes de los niveles inicial, primario y secundario del sistema general obligatorio.

Si se compara con los datos de 2021 (817.837), en las aulas de la provincia hay 4.624 alumnos más, es decir, una tasa de crecimiento del 0.6% en comparación con el año pasado.

Si se miran los datos por nivel, los números de inicial indican que continúa la tendencia a la baja en la matrícula con 854 estudiantes menos en relación con 2021, pasando de 129.301 a 128.447 en 2022. En esta oportunidad, la merma se produjo en el sector estatal con un descenso del 1% en jardines de la provincia (de 93.597 estudiantes el año pasado a 92.624 en este), frente a una suba del 0.3% de instituciones privadas (de 35.704 estudiantes en 2021 a 35.823 este año).

Asimismo, la diferencia entre ambos sectores, que es de 56.801 niños y niñas, responde a la magnitud del sistema educativo estatal y a la apertura paulatina de nuevos servicios para garantizar la oferta de las salas de tres y cuatro años en el ámbito estatal.

El nivel primario cuenta con 347.073 estudiantes este año, mostrando una baja del 0.6% si se lo compara con 2021 (349.092). Este descenso de la matrícula se debe al producido en el sector estatal: la baja es de un 1.1% (de 251.721 estudiantes el año pasado a 248.829 en 2022) frente a un leve aumento del 0.9% en el sector privado (de 97.371 estudiantes en 2021 a 98.244 en 2022). De esta manera, continúa la tendencia de mayor cobertura de la escuela pública: de 10 estudiantes que asisten a primarias, siete lo hacen a un establecimiento del sector estatal.

Según las autoridades educativas consultadas, la baja en la matrícula en ambos niveles en el sector estatal puede estar motivada, fundamentalmente, por cuestiones sociales. Es decir, por variables de natalidad o porque muchas familias que, por temor al coronavirus y sus implicancias, decidieron migrar.

En tanto, en el nivel secundario, se registró un incremento de 7.497 estudiantes más que en 2021. Este año, la matrícula pasó de 339.444 a 346.941. Si se mira por sector, el incremento de la matrícula producido en el sector estatal fue del 1.8% (de 203.918 en 2021 a 207.527 este año), frente a un 2.9% del sector privado (de 135.526 el año pasado a 139.414 en 2022). Así, la amplitud del sistema educativo estatal continúa marcando tendencia en la cobertura: de cada 10 estudiantes que asisten al nivel secundario, seis lo hacen en escuelas provinciales.

Desde la cartera educativa provincial, indican que el incremento sostenido en secundaria, en los últimos años, tanto en escuelas estatales como privadas, se debe a la obligatoriedad del nivel y a las políticas que buscan que los estudiantes ingresen y finalicen sus estudios en la escuela común obligatoria, como así también al trabajo en pandemia que implicó un esfuerzo personalizado de los equipos directivos y docentes cuya consecuencia evidenciada en estos datos ha sido la continuidad de estudiantes cursando sus estudios secundarios.