Nacionales | ezeiza | Coronavirus | Gobierno

Autoridades nacionales supervisaron los testeos en Ezeiza

El ministro de Transporte, Mario Meoni, aseguró que el flujo de pasajeros ha disminuido a partir de las últimas medidas.

Autoridades del Gobierno nacional, entre ellos tres ministros, supervisaron hoy el operativo de testeos montado en el aeropuerto internacional de Ezeiza para controlar la situación sanitaria de los pasajeros que llegan al país desde el exterior, en el marco de las medidas de prevención adoptadas en la pandemia de coronavirus.

La supervisión estuvo a cargo de los ministros de Transporte, Mario Meoni; Interior, Eduardo “Wado” De Pedro; Salud, Carla Vizzotti; la Directora de Migraciones, María Florencia Carignano; y el Jefe de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, José Glinsky.

“Hemos puesto en marcha el sábado, a partir de una decisión administrativa, una restricción en la cantidad de operaciones de vuelos hacia Argentina, sobre todo de aquellos lugares donde existen más complicaciones sanitarias”, señaló Meoni en un contacto con los medios de prensa.

El funcionario explicó que “se dispuso la realización de testeos a todos los pasajeros que llegan al país", y dijo que el fin de semana pasado se aplicaron estos controles a personas que "provenían de Brasil, México y Chile", pero hoy "se ha ampliado a la totalidad de los vuelos".

“Sabemos que la medida a veces genera inconvenientes a quienes vienen en un vuelo de muchas horas, pero entendemos que lo principal es cuidar la salud de todos los argentinos y 15 o 20 minutos más en el aeropuerto, bien vale la pena en pos de cuidar a los ciudadanos y a sus familiares”, sostuvo.

Destacó que “los controles se realizan en Ezeiza y en Aeroparque y afortunadamente el flujo de pasajeros ha disminuido, lo que marca que los argentinos están tomando conciencia con respecto a evitar las salidas al exterior".

Refuerzan los testeos en Ezeiza

En relación a los pasajeros que están en el exterior, Meoni apuntó que han “planificado un sistema de restricción gradual de vuelos, de manera tal que todos los que están fuera de Argentina puedan venir".

“Nadie va a quedar varado en ningún lugar del mundo, porque va a haber conexión con todos los continentes, de manera tal que todos puedan regresar”, aclaró.

Recomiendan no salir del país

Por su parte Wado De Pedro recomendó “no viajar al exterior” y advirtió que “hoy se fueron 1.700 argentinas y argentinos".

"El presidente (Alberto Fernández) nos pidió cotejar y ver todas las medidas que se pueden implementar desde el Gobierno Nacional y las provincias, para mantener el sistema sanitario en forma, para que pueda seguir respondiendo a la segunda ola. Es fundamental mantener las políticas de cuidado y evitar viajes al exterior", apuntó de Pedro.

Y en ese sentido, agregó: "Estamos analizando medidas para seguir restringiendo vuelos. Debemos seguir cuidando la salud de los argentinos y argentinas, hasta que se sigan distribuyendo las vacunas”.

Vizzotti, a su turno, expuso que “se empezó a hablar permanentemente desde hace semanas con los ministros y ministras de Salud de las provincias, con los expertos y la Comisión Nacional de inmunización, sobre esta proyección sostenida de casos",

"Lo que está pasando a nivel regional, lo que está sucediendo en el hemisferio norte hace meses y en los países vecinos durante esta última semana y la experiencia científica que se ha acumulado durante este último año nos enseñan que hay que redoblar los esfuerzos", subrayó la funcionaria.

Los controles se realizan en Ezeiza y en Aeroparque y afortunadamente el flujo de pasajeros ha disminuido, lo que marca que los argentinos están tomando conciencia con respecto a evitar las salidas al exterior Los controles se realizan en Ezeiza y en Aeroparque y afortunadamente el flujo de pasajeros ha disminuido, lo que marca que los argentinos están tomando conciencia con respecto a evitar las salidas al exterior

En ese sentido, Vizzotti insistió en "redoblar los esfuerzos e implementar todo lo aprendido para retrasar todo lo posible la aparición de nuevos casos, hasta tanto lleguen las vacunas para reducir el riesgo”.

“La situación epidemiológica en el mundo es preocupante y si uno viaja al exterior, probablemente la posibilidad de contagiarse sea más cierta. Las variantes que circulan son más letales, más transmisibles y si ingresan a nuestro país y circulan de manera predominante, pueden ser un inconveniente”, argumentó.

Vizzotti comentó que “se aislaron cepas del Reino Unido y de Manaos (Brasil) y se sigue investigando, pero a la fecha hay algunos viajeros que llegaron con esa variante".

"En estos momentos ninguna de las dos cepas circula en forma predominante, pero que estén en el país y que circulen en algún sentido, nos tiene que mantener alerta. No subestimar si se tiene algún síntoma”, sostuvo.

Fuentes oficiales indicaron que los operativos de testeo a los que son sometidos los viajeros consisten en que, una vez que los pasajeros arriban a Argentina en un vuelo proveniente del exterior, se les realiza el test de antígenos en uno de los boxes correspondientes atendidos por el personal sanitario.

Al poco tiempo se obtiene el resultado y quienes resulten negativo deben llevar adelante un aislamiento durante siete días en los respectivos domicilios indicados en su declaración jurada del ingreso al país.

Por el contrario, a quienes el test de antígenos les arroje un resultado positivo se les exige la realización de un PCR, según la indicación del Laboratorio Nacional de referencia.

En estas situaciones, si la persona en cuestión se contagió de una de las nuevas cepas del COVID-19, como por ejemplo la proveniente de Manaos (Brasil), deberá implementar la cuarentena en un hotel asignado por la autoridad sanitaria para facilitar el control y seguimiento del caso.

En ambos casos, tanto si el testeo determina un resultado positivo o negativo, todos los costos de los estudios y el hospedaje quedarán a cargos del pasajero o pasajera que ingresa al país.