Río Cuarto | familias | alimentos | septiembre

Cada vez más familias no pueden cubrir sus gastos básicos mensuales

En septiembre, el 47,25% de las familias no llegó a afrontar sus consumos corrientes. La cifra creció más de un punto con respecto a agosto. Además, otro 33,5% utilizó la tarjeta de crédito para pagar comida o servicios

Cada vez más familias cordobesas manifiestan no poder cubrir los gastos corrientes. Es decir, no llegan a fin de mes. Según el último estudio del Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas de Córdoba, que realiza un relevamiento en toda la provincia, el 47,25 por ciento de las personas no consiguieron durante septiembre afrontar los egresos habituales de un hogar. Ese índice, en agosto se ubicó por debajo del 46 por ciento.

El dato muestra el deterioro que mensualmente se va produciendo en el poder adquisitivo por efecto de la inflación.

Pero, además, hay un segundo elemento que también marca la precariedad económica de las familias. Mientras el 47,25 por ciento no llega a fin de mes, otro 33,5 por ciento alcanza a solventar sus gastos corrientes con la tarjeta de crédito;es decir, se endeuda para pagar la comida o los servicios básicos. Son familias que no financian con la tarjeta compras de bienes sino el consumo diario.

Entre esos dos grupos conforman más del 80 por ciento de las familias cordobesas. Y a medida que la inflación no cede, y que además se acelera especialmente en el rubro alimentos, esa dinámica continúa empeorando.

Del total, sólo el 11,75 por ciento solventó los gastos corrientes con efectivo o tarjeta de débito, mientras que otro 4,85 por ciento recurrió a préstamos bancarios o personales.

En el país, la pobreza se ha instalado en torno al 40 por ciento y hay otros índices que marcan la situación límite que se vive en gran parte de los hogares argentinos. El último relevamiento del Centro de Almaceneros también marca que cada vez más familias necesitan la asistencia del Estado para acceder a lo mínimo:la comida.

En agosto, el 65,25 por ciento de los cordobeses manifestó haber conseguido comprar alimentos básicos con ayuda estatal. El relevamiento de septiembre llevó esa cifra hasta el 67,12 por ciento. Sólo el 32,88 por ciento de la gente compra los alimentos íntegramente con recursos propios.

El relevamiento del Centro de Almaceneros también determina la inflación mensual y el costo de las canastas básica y total.

El estudio marca que hay una tendencia a la baja inflacionaria, ya que por tercer mes consecutivo la cifra se ubicó por debajo del 3 por ciento. En septiembre, alcanzó el 2,81 y alcanzó el 35,16 por ciento en lo que va del año. En el interanual, la inflación alcanza el 50,72 por ciento.

Los alimentos y bebidas registraron en septiembre la suba más baja de los últimos 12 meses:alcanzó el 1,87 por ciento.

La canasta básica alimentaria -los ingresos que se necesitan para cubrir la comida- alcanzó los 53.171 pesos para una familia tipo. Si se tiene en cuenta la canasta básica total, es decir que incluye no sólo alimentos sino también servicios básicos, la cifra trepa a los 74.556 pesos. Ese es el monto que debe reunir una familia en Córdoba para no caer debajo de la línea de la pobreza.

Durante el mes pasado, el rubro que mayor aumento de precios registró fue esparcimiento, con un 4,20 por ciento, mientras que Indumentaria y Calzados estuvo en el 3,80 por ciento.

El estudio proyecta la inflación para todo el 2021:sería del 48,50 por ciento.

El informe del Centro de Almaceneros destaca que, a pesar de la tendencia decreciente de la inflación, todavía persiste la incertidumbre para el último trimestre.