Deportes | femenino | clubes | torneo

"Se crece con orden y respeto"

María Rosa Rojas afirmó que "el fútbol femenino creció mundialmente. En la Liga se ganó un espacio, y hay mucho por hacer. Iniciamos el segundo torneo oficial de la historia, pero la pandemia nos sigue complicando"

La primera mujer en la historia en ocupar la vicepresidencia de la Liga Villamariense de Fútbol se llama María Rosa Rojas.

Acompaña a la gestión que inició el flamante titular de la entidad, Diego Conrero, quien padeció Covid-19 y no dudó en dejar en sus manos la presidencia en las reuniones de Consejo Directivo y Mesa Directiva.

Afirma María Rosa que “es una responsabilidad muy grande, y un orgullo poder ocupar este cargo. Desde 2017 ocupo cargos en la comisión directiva de Hipólito Yrigoyen de Tío Pujio, club que presido. Cuando me pidió Diego que lo acompañara, la idea original era que fuese revisora de cuentas”.

Remarcó que “le expliqué que tenía poco tiempo para otro cargo, pero luego me propuso la vicepresidencia, para que estuviera al frente del fútbol femenino, e incluso de divisiones inferiores e infantiles. Me aseguró que se trataba de un equipo, que no recaería todo el peso sobre mi persona, y por suerte comprobé que es así. Hay un equipo de gente que trabaja, y cuento con el aporte muy especial de Julio Elhall en categorías inferiores e infantiles”.

Insistió en que “una propone, pero Dios dispone. Diego se enfermó, y me tocó hacerme cargo de la presidencia. Este equipo de trabajo me facilitó la tarea, porque fui acompañada por la experiencia de Eduardo (Martín), un tesorero muy responsable (Matías Carrizo) y dos secretarios administrativos que me ayudaron a presidir las reuniones”.

Agregó que “estar rodeada de hombres ya no me sorprende ni me preocupa, porque me manejo con respeto, y me respetan mucho a la hora de debatir. Nunca me hicieron sentir diferencias. Hasta se cuidan de utilizar malas palabras”.

Orden y progreso

El fútbol femenino llegó para quedarse en la Liga local, y como ocurre en el mundo, debe crecer. María Rosa Rojas dijo que “yo he jugado al fútbol hace varios años en una liga comercial. Conozco a varias chicas que están jugando, y me ayudan mucho, como la delegada de Alem, Sandra Ferreyra”.

Aseguró que “veo un crecimiento y un orden. Hay 200 chicas fichadas en la Liga, y eso no ocurría en otras ligas. Ficharon para clubes que tienen personería jurídica, que pagan un seguro, que tienen atención médica, y canchas donde entrenar. Es grande el cambio”.

Manifestó que “se crecerá con orden y respeto. El acto inaugural fue muy emotivo en cancha de Colón. Es una pena que se haya suspendido ahora, porque hicimos mucho esfuerzo para empezar el torneo tras 1 año sin fútbol”.

Agregó que “tanto en el acto inaugural de divisiones inferiores en Ticino, como en Arroyo Cabral con el fútbol femenino, fue muy emotivo. Situaciones lindas, como dar una plaqueta a los familiares de Rosío Ortega y de Germán Delpino, reconociendo lo que ellos dieron en vida. Pero también es muy doloroso para sus familiares, porque afloran los recuerdos y el fútbol era parte importante de sus vidas”.

Consideró que “la pandemia nos condiciona, y este parate justo después de la primera fecha es un golpe a los que trabajaron tanto para poder participar este año”.

Añadió que “me gustó el marco y el orden. Se jugó una fecha con cuatro partidos en una cancha oficial, con alambrados que separan a los hinchas de los protagonistas. No se usó vestuarios por la pandemia, pero las chicas utilizaron camisetas de clubes históricos”.

Recalcó que “en el fútbol comercial ese marco no está. Es jugar con la intención de ganar y hacer un deporte, pero en la Liga hay un torneo ordenado, con un fixture y un reglamento, pero además con árbitros que dirigen en Primera, con un Tribunal de Penas, con un carnet oficial, con un médico”.

Remarcó que “las chicas que compiten en la Liga van a jugar torneos provinciales de la Federación Cordobesa. Cuando la pandemia acabe, y nos permita hacer un torneo normal, también se verá el crecimiento del fútbol femenino en la ciudad y la región, y su desarrollo”.

Señaló que “hoy mi hija empezó a jugar fútbol femenino en Deportivo Municipal en la Liga de Baby Fútbol. Ese camino a transitar para ella y las chicas que empezaron ese torneo, será el mismo que el de los varones en la ciudad y la región”.

Resaltó que “con la Liga de Baby Fútbol hay una buena relación, y apostaremos a un proyecto en conjunto en los próximos años, no sólo en el fútbol femenino, sino para ordenar el fútbol infantil, y darle continuidad en el juvenil”.

Insistió en que “es el puntapié inicial de un gran proyecto para el fútbol femenino, que también se verá reflejado para ordenar el fútbol masculino en su raíz”.

La vicepresidenta de la Liga dijo que “este año participan 9 clubes. Si bien en 2019 habían sido 12, la pandemia tuvo su costo. Muchos clubes perdieron jugadoras, y otras buscaron continuidad en otros torneos no oficiales. Eso pasó también con el fútbol masculino”.

Explicó que “el parate del 2020 fue muy cruel para los clubes. En un mundo preparado para el hombre, fue un poquito más sencillo para la rama masculina, pero reordenar el fútbol femenino y el infanto - juvenil llevó más tiempo”.

Aclaró que “no es poco tener 150 mujeres jugando al fútbol en la primera fecha. Los equipos jugarán todos contra todos, y clasificarán 8 a cuartos de final. Luego habrá cruces de play off hasta la final”.

Por último dijo: “Leí lo expresado por Diego (Conrero) en PUNTAL VILLAMARÍA, y estoy totalmente de acuerdo. El contagio no está en el fútbol. Es un deporte al aire libre, con protocolo y cuidados. Nos parece injusto parar ahora, tras el esfuerzo realizado, y un golpe duro para los clubes”.