Policiales | Femicidio | víctima | Violencia

El femicida de Liliana ya había estado preso por violencia de género

Una vecina, que también reside en el complejo habitacional donde ocurrió el femicidio, relató que el principal sospechoso intentaba comunicarse por teléfono con ella y que además esperó que llegaran los bomberos

Ayer se conoció el femicidio de Liliana Beatriz Stefanatto (54) a manos de su pareja Ignacio Emilio Aldeco;, la Justicia sigue investigando el hecho, aunque ya detuvo al hombre de 45 años por ser el supuesto autor del crimen.

Una vecina que reside en el mismo complejo de departamentos donde ocurrió el hecho aseguró que el femicida se acercó para solicitar ayuda debido a que no se podía comunicar con la mujer y no atendía la puerta del domicilio que compartían.

“Ayer a la tarde el hombre llega a mi casa y me pide el teléfono para llamar a su pareja porque él no tenía y me dijo que tocaba el timbre y ella no atendía. ‘Yo no tengo teléfono’, me dijo, ‘y estoy preocupado’; por eso se lo di”, afirmó la vecina.

Aldeco realiza la llamada y no obtiene respuesta, por lo cual le pide una llave extra del departamento a la vecina ya que la misma se encarga de la administración de los inmuebles. “Me pidió si podíamos llamar al dueño del departamento para entrar; el dueño habla con él y me autoriza a que yo le dé una copia de la llave”, indicó.

“Me quedé en la puerta porque tengo una hija y una nena que cuido; apenas entro empezaron los gritos, salió a la vereda pidiendo ayuda y dijo que estaba muerta”, relató la mujer.

Ante esa situación, la vecina del complejo de departamentos llamó a los bomberos y el mismo femicida fue quien habló para indicar datos personales de la víctima y fue quien los esperó en la vereda de la vivienda ubicada en calle Santa Fe al 500.

“Yo no entré a ver el lugar porque estaba con las nenas y las quería resguardar para que no vieran o escucharan algo, sólo llame al dueño para que se hiciera presente en el lugar porque algo había pasado”, dijo.

La mujer comentó que hacía muy poco tiempo habitaban la residencia donde Liliana fue víctima de un femicidio, por lo cual ella no los conocía y tampoco había tenido trato con los mismos.

“En ese momento me conmovió la situación porque él me dijo que hacía poco ella había perdido a un hijo y yo también soy mamá, además se mostraba muy preocupado porque no le respondía el teléfono ni el timbre de la casa”, señaló entre lágrimas la vecina.

“Cuando veo las noticias de que fue un femicidio y todo lo que había pasado la verdad es que sentí mucho dolor porque hace muchos años yo fui víctima de violencia”, explicó.

Y agregó: “Jamás me imaginé esta situación, sólo pido que se haga justicia”.

Femicidio

La fiscal Juliana Companys confirmó que existe una denuncia previa de violencia de género por parte de la víctima contra el victimario. La funcionaria judicial brindó precisiones sobre el hecho.

Companys confirmó que al llegar al lugar del crimen –en calle Santa Fe al 500- fueron sumando elementos que luego derivaron en la detención de Stefanatto. La muerte habría sido producida “a través de un golpe con un elemento”, sostuvo.

Confirmó que la pareja convivió de manera discontinua, aunque hace unos 15 días aproximadamente lo hacía en el lugar del femicidio.

Dijo además que el ahora detenido “tenía una denuncia de 2019. El señor estuvo preso y esta fiscalía había ordenado su detención y la causa fue elevada a juicio”, precisó. “Hubo distintas situaciones”, detalló, y recordó que en 2019 “se denunció una situación similar, y los vecinos son los que aportan mucha información”, dijo con relación a los hechos de violencia que padeció previamente Stefanatto.

“Al parecer fue una muerte instantánea”, sentenció.

El quinto femicidio

En lo que va del año 2021, ya se contaban al menos dos casos de femicidio en Córdoba: Gabriela Lencina murió el 3 de enero en capital por quemaduras en su cuerpo, provocadas por su expareja, y Nilda Peano fue asesinada a golpes por su marido en Villa Dolores, el 20. A la vez, Ivana Juárez fue asesinada a puñaladas el 15 en la capital provincial.

El cuarto femicidio fue en Jesús María, Melisa Moyano (40), y se suma el caso de Villa María con liLiliana Beatriz Stefanatto.

En 2020, la violencia de género había sumado 13 muertes.