Villa María | firma | funcionamiento | loteos

Proyectan una nueva planta depuradora para contener el desarrollo norte de la ciudad

Será una construcción mucho más eficiente que la actual. Ya no demandará de lagunas. Se estima que absorberá sin problemas el crecimiento demográfico de la ciudad por 20 años

La Cooperativa de Agua proyecta desarrollar una nueva planta para el tratamiento de líquidos cloacales, que se instalaría en el norte de la ciudad con el objetivo de contener todo ese sector de amplia expansión en el último tiempo. En concreto, la entidad firmó en las últimas horas un convenio con una firma capitalina para que efectúe un proyecto de planta pensando en dar solución al desarrollo urbanístico del sector.

La iniciativa tiene un plazo de 120 días para luego remitir dicho proyecto al Municipio, con el objetivo de dar puntapié al proceso licitatorio una vez gestionados los fondos que demandará la obra. “Sería una nueva planta y se realiza vinculada al crecimiento de la ciudad. En el norte se están marcando nuevos loteos y por una cuestión estratégica se dispuso proyectarla en esa zona”, explicó el ingeniero Martín Rosso, encargado del área técnica de la Cooperativa Aguas de Villa María.

En la charla con este medio, explicó que el funcionamiento de las plantas se produce por gravedad, es decir que todos los líquidos cloacales “trabajan por pendiente y gravedad hasta que llegan a la planta. Para simplificar tareas, obras o ampliaciones de la planta actual creemos conveniente emplazar o proyectar una nueva planta. Hoy el sector norte es el que mayor crecimiento tiene en la ciudad, entonces emplazarla en un lugar estratégico es la clave para que esto suceda”, destacó.

Consultado sobre si con la aplicación de una nueva planta se dejará de utilizar en parte la que actualmente funciona a la vera del río Ctalamochita en proximidades de la Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos, Rosso lo descartó: “para nada; se seguirá utilizando como en la actualidad. La planta nueva recibirá el caudal de los nuevos loteos, incluso se prevé derivar parte del caudal actual a esa planta por una cuestión estratégica. De esta manera, estarán funcionando ambas plantas”.

En la charla con este medio, destacó que ya se tiene proyectado el lugar de instalación “aunque es algo sobre lo que está trabajando el Municipio. Nosotros como prestadores responsables tenemos la obligación de proyectar y diseñar. De igual manera, existe un grado importante de avance para la adquisición de esas tierras”.

Tipo de planta

Abordado sobre cómo se proyecta la nueva planta, Rosso explicó que se pretende construir una planta “con otros fundamentos y características constructivas. No se utilizan lagunas de aireación o retardo como tenemos actualmente ya que en realidad trabaja con otro sistema. Se van a definir algunos detalles para terminar de diseñarla, pero se apunta a un proceso constructivo mucho más eficiente”.

Sobre el tamaño de la misma, sería un 50% de la que existe actualmente y estaría preparada para recibir los efluentes “con una proyección de 20 años según el crecimiento demográfico de la ciudad”. Igualmente, aún no fueron establecidos los plazos de inicio de obra ya que en la actualidad se avanza en el proceso previo de ingeniería, “que nos permitan abrir puertas para futuros financiamientos. Disponer hoy del proyecto es una necesidad para solicitar justamente ese financiamiento, pero también para determinar la ubicación de esa planta para recibir los efluentes domiciliarios. Hoy estamos observando nuevos emplazamientos en el sector norte, por lo que estamos en una etapa más que importante en cuanto a tiempos”, dijo.

Entendió que este tipo de construcciones suelen llevar plazos de ejecución de dos a tres años. “Ahora se definen aspectos muy importantes, y posterior a ello se dará a conocer el lugar donde estará emplazada para luego ir en búsqueda del financiamiento”, sentenció Rosso.

Sobre el costo que demandará la obra dijo que hay un valor estimativo aunque evitó darlo a conocer al menos por el momento. “Es muy difícil decir un valor; cuando esto avance quizás podemos tener algo más referencia; lo que tenemos es un piso”, dijo. Igualmente, entendió que será una de las obras “más relevantes que tendrá la ciudad luego de la circunvalación”.

Rosso destacó que junto al Municipio trabajan de manera conjunta “en la definición de las variables iniciales, realizando mesas de trabajo con participación conjunta. La empresa con la cual hicimos el convenio tiene por delante 120 días para proyectar y diseñar la planta en todos sus aspectos. Una vez finalizado la Municipalidad dispondrá ya del proyecto final”, cerró diciendo.