Villa María | forestación | medioambiente | Municipio

La Municipalidad impulsó un plan integral de forestación en la ciudad para cuidar el ambiente

Las especies nativas se replicarán en las inmediaciones del Escenario Vanzetti de la Costanera

Como parte de las iniciativas impulsadas por el intendente Eduardo Accastello para cuidar el medioambiente, se planea propiciar el desarrollo de pequeños bosques nativos que se ubicarán en distintos puntos de Villa María.

La Municipalidad, a través de la Secretaría de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Ambiente, llevará adelante un proyecto denominado “Bosques de bolsillo o bosque de Miyawaki”, siguiendo una técnica botánica japonesa. Este método de restauración ecológica, que pretende recrear el paisaje que hubiera existido sin la intervención humana, se aplicará en distintos puntos de nuestra ciudad. En este sentido, el primero de estos bosques se ubicará en inmediaciones del Escenario Vanzetti, en la Costanera. Estas pequeñas islas arbóreas, compuestas de especies nativas se replicarán en cercanías del Anfiteatro, donde se forestarán 115 metros sobre la calle Elpidio González, con 23 ejemplares de cina-cina. Otro de los espacios a intervenir es la plaza del barrio Botta, donde se prevé colocar 60 árboles nativos; la plaza del Bicentenario, en barrio Malvinas Argentinas, y la plaza de barrio Los Olmos, donde las tareas implicarán la colocación de otros 60 árboles entre aguaribay, pezuña de vaca y cina-cina, siendo estas todas especies nativas de la provincia. Además, se colocarán más pezuñas de vaca en 115 metros lineales en un sector de la ciclovía. Por último, este proyecto de “Bosques de bolsillo” se implementará en la plaza Adelma Coty Ludueña, a pocos metros del skatepark, donde se plantarán otras 15 Pezuñas de vaca. También se forestará el ingreso a Villa María por Ruta 2; allí se trabajará en dos tramos de 800 metros cada uno, con 350 especies nativas, entre ellas algarrobos, talas y cina-cina.

Sobre los “bosques de bolsillo o Miyawaki”. Son bosques de altísima densidad y bajo mantenimiento en espacios pequeños, introduciendo ecosistemas complejos en zonas urbanas. Empleando especies nativas y basándose en procesos de competencia y comunidad propios de la naturaleza, estos bosques crecen más rápido y son más densos que un bosque natural, contribuyendo también al aumento de la biodiversidad, la masa arbórea, la permeabilidad del suelo y la reducción de temperatura, ruido y contaminación. La forestación es una acción importante para la mitigación de problemáticas ambientales. En consecuencia, reforestar es una acción que permite establecer o recuperar la cobertura vegetal en un área determinada. Por eso, compensar la huella de carbono consiste en neutralizar las emisiones de CO2 que emite la Municipalidad para el desarrollo de sus actividades.