Villa María | Fuego | vivienda | zona

Bomberos de Arroyo Algodón salvaron una vivienda que se hallaba rodeada por el fuego

Ocurrió en Characato, en el Valle de Punilla. La casa resistió a las llamas gracias al accionar de Pablo Ghiano, Fabricio Bruera, Melania Nazi y Javier Cáceres, quienes trabajaron en la zona junto a efectivos de Mina Clavero

Efectivos del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Arroyo Algodón, junto a sus pares de Mina Clavero, salvaron una vivienda que se encontraba dentro de un anillo de fuego en el paraje Characato, pueblo situado a poco más de 30 kilómetros de La Falda.

Las llamas fueron sofocadas y los puntos calientes apagados gracias al accionar de Pablo Ghiano, Fabricio Bruera, Melania Nazi y Javier Cáceres.

El particular suceso que llevó tranquilidad a Diego y Jorge Soba, propietarios de la vivienda, ocurrió el domingo. “Protegimos la casa y afortunadamente la pudimos salvar; durante todo el día hubo puntos calientes y llamas de gran altura”, señaló en diálogo con PUNTAL VILLA MARÍA el jefe del cuerpo de Bomberos de Arroyo Algodón, Pablo Ghiano.

El referente bomberil indicó a este medio que arribaron al Valle de Punilla el viernes por la noche, para abandonar la zona a útimas horas del domingo.

Ghiano remarcó que su función en la zona se caracterizó por “resguardar las propiedades y las vidas tanto humanas como animales”. Y así lo hicieron.

“A las 5 de la mañana del domingo empezó a bajar un fuego muy fuerte desde el sector sur”, reflejó.

Y agregó: “Puntualmente en esa casa se vino el fuego muy rápido. Trabajamos junto con una dotación de Mina Clavero, que colaboró con un bombero y tres mujeres bomberas”.

Ghiano relató que los habitantes de la morada se mostraron “muy agradecidos” por la labor.

“Vientos fuertes y cambiantes”

El jefe del cuerpo manifestó que las condiciones climáticas son la principal dificultad a la hora de abordar los incendios. “Los vientos son muy fuertes y cambiantes y hacen imposible el combate cuerpo a cuerpo. Lidiamos con llamas muy altas que se encuentran también a temperaturas muy elevadas”, afirmó.

El bombero expresó que los incendios de este año superarán ampliamente a los desatados en 2013. “En esa oportunidad se quemaron más de 90 mil hectáreas en Córdoba”, recordó.

El efectivo se solidarizó con sus pares de las zonas afectadas. “Llevan entre 10 y 15 días sin descansar”, evidenció.