Policiales | Fuego | Las Albahacas | bomberos

El fuego avanza hacia Las Albahacas: más de 100 bomberos y dos aviones trabajan en el lugar

El frente de incendios en el sector de las sierras de los Comechingones afecta a la localidad que vio avanzar rápidamente las llamas durante la noche desde el faldón serrano. La Provincia advirtió que es el frente más complicado

Más de 100 bomberos trabajan en el sector de Las Albahacas, Alpa Corral y El Chacay, donde el problema es considerado “mayúsculo”, a decir del propio jefe de Bomberos de Embalse, Martín Bustos, quien esta mañana sobrevoló la zona afectada por incendios.

Consideró que la situación de Las Albahacas es la más complicada porque pone en vilo al sector donde se emplazan las viviendas y que por estas horas la orden es preservar la vida de las personas, tanto vecinos como bomberos, y resguardar al máximo posible las viviendas.

En Las Albahacas, los vecinos celebran la llegada de aviones hidrantes

La situación climática poco ayuda y los vientos en esa geografía son intensos. Esta mañana, Miriam Agüero, jefa comunal de Las Albahacas, resaltaba la necesidad de contar con los servicios de combate de un avión hidrante a los fines de frenar el avance del fuego que desde las regiones de Papagayos y Villa Larca, San Luis, y en un frente muy extenso de alrededor de 15 kilómetros avanza hacia El Chacay y Las Albahacas.

Por su parte, Diego Concha, director General de Defensa Civil de la Provincia confirmó que “a esta hora hay 110 bomberos, algunos ya han arribado y otros están llegando al sector. Se han mandado dos aviones hidrantes, uno que ha salido de la zona de Alta Gracia y otro desde el aeroclub de La Cumbre”.

Al mismo tiempo expresó: “Hemos realizado un relevamiento y no tenemos ninguna casa afectada porque se las ha podido proteger con personal de bomberos, con autobombas y kits forestales en camionetas”.

El fuego cruzó el filo del Comechingones en forma muy rápida con un avance estremecedor, señaló Agüero. La jefa comunal dijo a Puntal que ella no había dormido en toda la noche haciendo guardias junto con el personal y los colaboradores.

Martín Bustos, con la situación del fuego en las Sierras

"Bajo ningún punto de vista quiero exponer a los vecinos porque los riesgos son muchos", dijo esta mañana.

Tras destacar la labor que vienen realizando los Bomberos Voluntarios de varios cuarteles, esta jefa comunal que asumió en diciembre del año pasado, manifestó: "todos los años pasa lo mismo con el fuego si hay sequías".

"Acá las pérdidas van a ser incalculables principalmente de animales de acuerdo a lo que me han informado", explicó la presidente de la comuna de Las Albahacas.

Panorama preocupante

Marcelo Piñero jefe del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Sampacho informó que hace del domingo que vienen trabajando sin parar, que en la situación es muy seria porque el fuego "está descontrolado" y como saldo hay unas 30 personas en resguardo en el polideportivo municipal de Alpa Corral.

Gracias al esfuerzo de los bomberos de varias delegaciones (unos 120 efectivos) se han podido salvar viviendas en las que el fuego llegó a rozar las paredes.

El oficial dijo que el viento y el calor hacen más dificultosa la tarea de extinción y por el momento no se observan aviones hidrantes.

Del lado puntano la situación es similar con las regiones de Villa Larca, Papagayos, la pintoresca zona de El Chorro de San Ignacio sectores muy afectados por el fuego.

La Sociedad Rural de San Luis volvió a insistir hoy para que el Gobierno investigue "a fondo las causas de los siniestros" que ya afectaron a miles de hectáreas en toda la provincia, y que dejaron a los productores con grandes pérdidas.

El pedido lo había realizado el pasado viernes, pero los incendios avanzan dejando a su paso graves consecuencias y por eso volvieron exponer la solicitud: "Si fueron originados de forma intencional o por negligencia, que los responsables paguen por los daños ocasionados".

La entidad planteó que la provincia está atravesando una situación de emergencia forestal, dado que desde hace dos semanas, las zonas rurales donde se trabajan cultivos y cría de ganado están siendo consumidas por el fuego.