Deportes | Fútbol | Española | partido

El sueño de Española se transformó en pesadilla

El objetivo de ver a sus pibes proyectándose en un nivel superior se cumplió, pero amargaron el arbitraje y el bochornoso final del partido

El peor final. La dulce historia de Asociación Española en su primera participación en el Torneo Provincial tuvo un desenlace inesperado, con demasiada violencia y un árbitro que equivocó sus decisiones.

Si bien quedan dos capítulos, y el Gallego está en carrera (ganando los dos partidos tendrá claras chances de clasificar), el sabor amargo en la boca y los rostros desencajados del cuerpo técnico y la dirigencia eran un síntoma elocuente de que había sido una noche de furia.

El partido finalizó 1-1 ante el puntero Argentino de Bell Ville, que se imponía con un hermoso gol de contragolpe de Leandro Lencinas.

Sin embargo, tras un tiro libre de Felipe Meloni (clase 2007), Francisco Re (clase 2006) decretó con un cabezazo el empate. Cuando el necesario triunfo parecía alcanzable, llegó una obra maestra de terror de la cuaterna arbitral riotercerense, que convirtió el sueño de Española en una pesadilla.

En el medio de la cancha, a la vista de todos quienes estaban en Plaza Ocampo, y sin sentido alguno (la pelota estaba detenida), el volante central visitante Juan Díaz agredió a 2 jugadores del local, que quedaron tendidos en el campo.

El juez principal estaba a pocos metros, pero se tomó su tiempo para decidir: 16 minutos. Tumulto, empujones y discusiones. Eso es lo que siguió hasta que Marcos Daniluk, tras dialogar con los asistentes y el cuarto juez, expulsó a Díaz, quien no dudó en llevárselo por delante junto con gran parte de sus compañeros. Luego de retroceder más de 15 metros recibiendo agresiones físicas, el juez recibió ayuda de la Policía que ingresó al campo y logró evitar una golpiza mayor hacia la cuaterna arbitral.

Sin embargo, Daniluk expulsó a continuación a Tomás Trullet (AE).

Luego del partido el árbitro le dijo a Puntal Villa Maríaque expulsó a Trullet por “intentar aplicarle un puntapié a Díaz (desde el piso) tras recibir su agresión”.

Además, el juez reconoció que Díaz lo agredió físicamente, pero que fue el único al que individualizó entre el “montón” de jugadores visitantes que lo agraviaron.

Argentino ganaba 1-0 merecidamente en el primer tiempo y hasta pudo ampliar el marcador cuando Lencinas estrelló un cabezazo en el travesaño y Juan Giordano le tapó un mano a mano a Benisch.

Otra vez el gol surgió de un error infantil de Española, que tenía un tiro libre a favor y fue con mucha gente al área rival, pero lo ejecutó corto y perdió el balón. El Gallego cambió el trámite con los ingresos de Trullet y Meloni, empató y jugaba para ilusionarse con el triunfo, pero el arbitraje fue una mancha y un bochornoso final con batalla campal pareció sentenciar su suerte en el Provincial.