Deportes | Fútbol | crisis | Trabajo

Marchi: "Está en juego la industria del fútbol"

El referente de Futbolistas Agremiados le reclamó responsabilidad a los dirigentes en medio de la crisis

El secretario general de Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA), Sergio Marchi, advirtió ayer que la pandemia de coronavirus puso "en juego a la industria del fútbol", por lo que reclamó "responsabilidad" a la dirigencia para salvar las fuentes de trabajo de todos los actores del sector. El jefe del sindicato de jugadores reclamó como prioritario "resolver el mes de abril -en términos salariales- para que los trabajadores no sientan más angustia" y criticó a quienes se preocupan por lo deportivo, entre ellos al propio presidente de la FIFA, Gianni Infantino, al considerar que tienen "un pensamiento corto".

"Ahora es momento de pensar cómo proteger a los que trabajan en el fútbol. Una vez que podamos mover la pelota, podremos sentarnos y decir qué campeonatos queremos o qué calendarios, pero plantearlo en el escenario que estamos viviendo es de un pensamiento bastante corto", razonó en una nota con radio La Red.

"La FIFA hizo un pobre papel. El presidente hizo declaraciones demagógicas cuando dijo que había que aprovechar este contexto para generar competencias con menos partidos y menos equipos para encajar los calendarios. En medio de una crisis como esta, hay que ser generoso y pensar cómo generar trabajo", fustigó.

Marchi repudió "la ideología capitalista y neoliberal" del fútbol mundial, que demostró "un sistema endeble" para enfrentar la crisis por la emergencia sanitaria.

"A menos de un mes de haber parado la pelota, los grandes monstruos de Europa dicen que no pueden pagar y después das vuelta la página y ves que quieren comprar jugadores por 100 millones de dólares", señaló.

El secretario general de FAA planteó la necesidad de establecer "un nuevo orden de posguerra" en el fútbol, una vez superada la pandemia, que comparó con un conflicto bélico en consecuencias económicas. "Hoy se pone en juego la industria del fútbol porque no se ve la luz al final del túnel. Estamos dispuestos a acompañar en la construcción de un fútbol digno y decente pero de ninguna manera a poner en riesgo las fuentes de trabajo para a sembrar más incertidumbre y angustia", afirmó.

Para el caso argentino, Marchi solicitó a la dirigencia "compromiso, responsabilidad y generosidad" para proteger a los trabajadores, virtudes que reconoció en la AFA pero no en todos los clubes.