Villa María | gastronómicos | proyecto | comerciantes

Nuevos horarios: hasta la semana que viene todo sigue igual en la ciudad

Comerciantes y gastronómicos se hicieron eco para que se trate el proyecto que solicita la extensión de actividades. No obstante, el oficialismo y el bloque escindido rechazaron el tratamiento sobre tablas del proyecto

En la sesión de ayer y como anticipó PUNTAL VILLA MARÍA, el bloque Vamos Villa María presentó sobre tablas el proyecto de ordenanza para ampliar la extensión horaria de comercios y gastronómicos.

A pesar de la insistencia en el reclamo de gastronómicos y comerciantes frente a las puertas del Deliberante, en la sesión los votos del oficialismo y el escindido no acompañaron este tipo de tratamiento. La ampliación de horarios pasará a ser discutida la semana entrante en la Comisión de Acuerdos.

La vigencia del decreto firmado por el Deliberante culmina el lunes y podrá conocerse cómo continúan las medidas en la ciudad luego del relevamiento que el jefe de Gobierno, Héctor Muñoz, confirmó que harán. Asimismo, tanto el oficialismo como el escindido manifestaron que desean trabajar en un proyecto de ordenanza con mayor profundidad ante la situación sanitaria reinante.

En el lugar, comerciantes y gastronómicos pidieron medidas para afrontar la situación sanitaria pero también la económica que produjo la pandemia.

Proyecto

La iniciativa buscó volver a las medidas adoptadas antes del 28 de septiembre, cuando los comercios podían abrir hasta las 20 y los gastronómicos hasta las 23. En este sentido, la presidenta del bloque Vamos Villa María, Karina Bruno, sostuvo que el oficialismo y el escindido esperan terminar la vigencia del decreto este domingo y también los anuncios por parte de los gobiernos provincial y nacional.

Desde la perspectiva de su bancada, expresó: “Nosotros entendemos que más allá de esas decisiones debemos dar una respuesta al sector comercial de la ciudad que viene reclamando una apertura” y agregó: “Hay que escucharlos y buscar un punto de acuerdo. Las próximas instancias no dependen de nosotros, obviamente vamos a insistir en esta postura y estamos a disposición a dialogar”.

Asimismo, ratificó: “Tienen que buscar un punto de acuerdo, de equilibrio entre ambas situaciones porque esto viene para largo y la gente no da para más”.

Ordenanza integral

En diálogo con el presidente de Concejo Deliberante, Carlos De Falco, y el referente del escindido Somos Hacemos por Córdoba, Daniel López, manifestaron que el proyecto debía ser más integral y con mayor apertura, por ese motivo decidieron discutirlo en conjunto el martes que viene en Comisión de Acuerdos.

De Falco apuntó a que la situación sanitaria “es compleja” y que Villa María tuvo el 1% de casos a nivel nacional el miércoles.

“Al ampliar el horario comercial tenemos que buscar restricciones para que la circulación no aumente”, precisó y añadió: “Creo que debemos hacer un esfuerzo para dictar una norma que permita mantener un horario adecuado sin tener que volver atrás”.

Asimismo, destacó: “Me parece que tenemos que tener la visión de pensar en algo mucho más amplio, generar un circuito que permita concentrarse en actividades económicas que reclaman con razón porque están en una situación terrible”.

En tanto, López aseguró que rechazaron la tabla porque el proyecto debe ser “más participativo e inclusivo”. En este sentido, presentaron una nota en la que pidieron el llamado a concejales de Villa Nueva “para trabajar con ellos mediante pautas y criterios en común” debido al vínculo social y comercial.

“Queremos que sea una ordenanza consensuada para que la gente pueda trabajar y que haya equilibrio con la realidad sanitaria. Además, incluir a kioscos y despensas barriales que piden horario”, puntualizó.

Comercios y gastronómicos

Desde el inicio de la sesión hasta su cierre, cerca de las 19 horas, comerciantes y gastronómicos permanecieron en el lugar esperando las respuestas de los ediles.

El titular de la Cámara de Gastronómicos de la ciudad, Andrés Paradela, remarcó que los horarios los afectan “mucho”. “No tenemos fecha de apertura y esto va a terminar haciendo que todos los negocios cierren”, recalcó y añadió: “El virus está en la calle más que el sector gastronómico”.

Por su parte, el titular de la Cámara de Comerciantes, Francisco Colombano, describió: “La gente no decide abrir a la siesta porque este clima hace que la población decida salir más tarde, por eso se agolpan en lugares públicos al aire libre”. Además, declaró: “Necesitamos que haya una coherencia y un plan para afrontar no sólo la crisis sanitaria, sino también la económica”.

Por su parte, el presidente de Aerca, Juan Carlos Jacobo, sostuvo que es incomprensible para ellos la apertura en Villa Nueva y no en Villa María debido a que “es una ciudad vecina y hay nexos”.

“Estamos pidiendo las causas y razones reales. Estamos cansados”, afirmó.