Villa María | gregorio | ester | mural

“Memoria Sin Tiempo”: el mural de la familia Felipe

“La idea fue hacer una jornada con toda la familia. Trabajamos todos juntos un sábado. Ellos pintaron y yo después le iba dando los retoques para terminarlo”, dijo la muralista.

El mural está en la plazoleta Gregorio Felipe, ubicada sobre calle México y Pasaje Pereyra, en barrio Centro Oeste. Se pintó el 11 de agosto y participó la familia Felipe junto a la artista Julieta Barbuio. 

“La idea fue hacer una jornada con toda la familia. Trabajamos todos juntos un sábado. Ellos pintaron y yo después le iba dando los retoques para terminarlo”, dijo la muralista.

La obra se titula “Memoria Sin Tiempo”, y la idea, según señaló la artista, fue hacer un homenaje a Gregorio y Ester, padre e hija, por su trabajo en favor de los derechos humanos.

“A él (Gregorio Felipe) le gustaba mucho el palo borracho, por eso en la plazoleta que lleva su nombre hay un árbol de ese tipo. Entonces quisimos representar al árbol que tanto le gustaba en todos sus estados”, manifestó Barbuio.

La artista explicó que, en un primer lugar, se plasmó un “zoom” a las espinas del árbol. Estas simbolizan la “época dura que tuvo Argentina con la dictadura”. 

Después aparecen los frutos de ese árbol, que personificarían a los 4 hijos que tuvo el matrimonio Felipe. 

Del otro lado del mural reaparecen esos 4 frutos que se abren para esparcir sus semillas. Los 14 nietos están representados en los pequeños bulbos de las flores. Al final del mural pintaron la flor del palo borracho, gigante, con dos picaflores representando a los abuelos. 

“La leyenda dice que los picaflores son almas buenas y sanas que vuelven a visitar, y por eso quisimos que los colibríes personifiquen a ambos abuelos, a Ester y a Gregorio”, explicó Barbuio.

Agregó también que en el centro del mural está pintada una foto de lo que sería los inicios de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) . Dijo que la sumaron al mural porque Gregorio militó por los derechos humanos, fue también concejal, presidente del Concejo Deliberante y hasta intendente por unas pocas semanas. “Tratamos de rescatar eso, toda su actividad dentro de la ciudad”, contó la artista.

“El mensaje que narra el mural es justamente cómo este árbol  da sus frutos, y a su vez éstos dan las semillas nuevas que siguen floreciendo hasta el presente. En este caso, todos los nietos se organizaron para pintar el mural, para dejar un mensaje que represente la lucha”, expresó la muralista.

Julieta Barbuio aclaró que fue la familia Felipe quien se acercó a ella con la idea de pintar un mural en la plazoleta de calle México. Dijo que el espacio “estaba bastante abandonado” y fue la familia quien se movilizó para poder arreglarlo, aunque la Municipalidad, remarcó la artista, fue quien se encargó de blanquear las paredes antes de que se hiciera el mural.

“Todos mis murales tienen un mensaje, salvo pedidos específicos, pero todo mi trabajo tiene un contenido social”, enfatizó la artista que hace murales desde hace 8 años.

Por último, agradeció a la familia por acercarse y confiar en su trabajo, y concluyó: “Por ahí no son temáticas fáciles y hay que afrontarlas de una manera positiva a lo que vendrá, no con un mensaje negativo sino de forma positiva, de justamente los frutos y las flores que hoy están floreciendo, recordando siempre a sus abuelos y a todo su trabajo dentro de lo social”.

Lara Martínez Bollo.  Redacción Puntal Villa María.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas