Policiales | Guadalupe | San Luis | procedimientos

Eran extorsivas las llamadas a la mamá de Guadalupe

El juez determinó que el origen de las comunicaciones era Río Negro, pero la niña no está allí

La justicia determinó que las llamadas recibidas por la mamá de Guadalupe Lucero, la nena desaparecida hace diez días en San Luis, provenían de la provincia de Río Negro, pero se descartó que la niña estuviera allí, dijo ayer Santiago Olivera Aguirre, abogado de la madre, quien consideró que esas comunicaciones sólo tenían un fin extorsivo.

Yamila Cialone y su abogado se reunieron con el juez de la causa, Ariel Parrillis, quien explicó que a través del área de ciberdelito de la justicia determinaron el origen de las comunicaciones y agregó que se realizaron procedimientos donde secuestraron los celulares e identificaron a las personas, pero aún no hay detenidos.

“Se pudo descartar que Guadalupe no se encontraba en el lugar cuando se realizó el procedimiento, y estas llamadas son consideradas de carácter extorsivo”, dijo Olivera Aguirre.

Rastrillajes en diques

Por otra parte, el jefe de la Policía de San Luis, Darío Neira, afirmó ayer que se realizaron rastrillajes en diques y predios porque se tenían datos de que "podíamos encontrar un cuerpo". No obstante, anoche los procedimientos seguían sin aportar resultados.

"No descartamos ninguna hipótesis, cuando se realizan rastrillajes varias veces en una misma zona, o la búsqueda en los diques cercanos a la ciudad capital, lo hacemos porque tenemos la información de que podemos encontrar un cuerpo", dijo Neira a la prensa.

Aporte de videntes

El jefe policial reconoció además que muchos de los procedimientos se realizan tras haber recibido el aporte de videntes que colaboran en la búsqueda de Guadalupe, además de los datos de las personas que creen haber visto algo

Al cumplirse diez días de la desaparición de la nena, los rastrillajes continuaron sin resultados, mientras Neira negó las versiones sobre un presunto rechazo de la Policía puntana a la colaboración de organismos especializados en la búsqueda de personas.

"No hemos rechazado ningún aporte, estamos trabajando en conjunto con fuerzas nacionales y de otras provincias, y nuestra sede operativa es la Jefatura Central de Policía", sostuvo Neira.

A la vez, afirmó que desconocía las razones por las cuales no se dejó actuar a efectivos del Grupo Halcón de Mendoza.

"No estamos buscando al azar, no somos improvisados y si hacemos algo es por una razón que lo justifica", indicó Neira y dijo entender a la madre de Guadalupe, "que un día nos elogia y al otro nos critica pero ella está pasando por una situación muy difícil".

El jefe policial precisó que la detención de un hombre realizada el miércoles a la noche "no fue al azar y lo consideramos un elemento indicativo de la causa".

Este hombre sería el novio de la prima de la madre de Guadalupe y se lo detuvo en un departamento ubicado en el microcentro de San Luis por una presunta vinculación con una causa de drogas.

Por otra parte indicó que la búsqueda realizada ayer en el lago Potrero de los Funes no arrojó resultados positivos, al igual que los rastrillajes concretados por cuarta vez en cercanías de la zona donde desapareció Guadalupe.