Deportes | handball | Villa María | jugadores

Capurro: "El handball argentino debería unirse en una planificación seria"

Capurro: "El handball argentino debería unirse en una planificación seria"

Una visita de lujo. Aprendizaje total. Fernando Capurro, ex entrenador de los seleccionados junior y juveniles de Argentina, selección mayor de Chile (lo llevó al mundial) y actualmente al frente de Argentinos Juniors, estuvo en la ciudad en el marco de los festejos del Complejo Integral de Educación Física (Cief).

El evento fue muy enriquecedor tanto para los profesores, como así también para cada uno de los jugadores y jugadoras que estuvieron presentes.

El reconocido entrenador hizo trabajos prácticos y también teóricos en torno al handball.

Luego de su presentación, dialogó con Puntal Villa María sobre la realidad de la disciplina en el país, cómo vio a los deportistas de Villa María y resaltó el trabajo que debe realizar todo el handball del país para evolucionar y estar a la altura en cada una de las competencias.

“Trabajamos sobre varias cosas, como el contraataque y repliegue, transiciones del juego, la defensa 5-1 y como se construye el juego en ataque e hicimos trabajos teóricos, aplicamos los conceptos y corregimos lo que había que modificar y en la práctica dimos ejercicio para los profesores y jugadores. Todos han estado de maravilla”, comentó Capurro.

Además se refirió a la invitación en el contexto del agasajo de la entidad deportiva local: “Es parte de los 20 años del Cief y contento de estar en Villa María, ya que hace bastante quería hacerlo, donde pude observar cómo el handball y todo va evolucionando, este deporte va creciendo en Argentina y orgulloso por que esto suceda”.

-¿Cómo ve la brecha que existe entre el handball metropolitano y el resto del país?

-Esa brecha se va a acortar, sobre todo en las categorías de menores de 13 y 14 años cadetes y juveniles de 15 y 16 años, ya que la distancia es muy corta y hemos visto en torneos argentinos que han sido ganados por equipos del interior, después la cantidad de partidos que los chicos juegan en Femebal es superior a lo que juegan en el interior y en juvenil, junior y adulto se empieza a notar la diferencia. Aparte en el resto del país, no en todos lados, hay una universidad para que los chicos que terminen en juveniles puedan seguir estudiando o jugando en ese lugar de origen. Si se tienen que ir y cambian de lugar eso afecta el desarrollo de los equipos en esa categoría.

-¿Cómo observó el handball de Villa María?

-Muy bien, hay cosas que hacen muy bien y otras deben de mejorar, como todo y es parte de un proceso y con las condiciones de trabajo que tienen y las ganas que le ponen, con el entusiasmo y sentido de pertenencia que tienen los jugadores de el Cief con su institución lo van a ir mejorando.

-¿Cómo ve el futuro del handball argentino de la forma en la que se trabaja en las divisiones formativas?

-Sí, siempre hay futuro y cómo transitarlo dependerá de los jugadores, entrenadores, árbitros y de los dirigentes, ya que todo el handball argentino debería unirse en una planificación seria y buscar mejorar para el futuro, sobre todo lo más importante que es la cuestión de conjunción humana y profesional.

Capurro dejó su huella en la ciudad y plasmó todos sus conocimientos.

0d348534-3b00-458b-921e-63f8e965cd6c.jpg