Provinciales | inflación | Córdoba | consumo

Córdoba: en marzo, el consumo cayó un 30% por el bajo poder adquisitivo

Los productos que se vendieron menos en los comercios de barrio fueronquesos (- 38%), carne vacuna (- 34%), yogures (- 32%), galletas (- 26%), leche fluida (- 23%), carne de cerdo (- 19%), pollo (- 14%) y frutas (- 9%)

El consumo de las familias cordobesas en los comercios de proximidad cayó en marzo un 30 por ciento en comparación con igual mes del año anterior.

Es decir que, en un año, las ventas en almacenes, verdulerías, carnicerías, pollerías y fiambrerías experimentaron una baja en el orden de ese porcentaje.

Por ejemplo, los carniceros dicen que cayó significativamente el consumo de asado y agregan que esa merma también se da los días domingo en familia y los viernes en las obras en construcción.

Con respecto a precios, la carne vacuna sufrió un incremento cercano al 10%, a diferencia del azúcar, que descendió por la cercanía de la temporada de nueva zafra.

“Las ventas en volumen en comercios de proximidad, rubro Alimentos (carnicerías, almacenes, pollerías, fiambrerías, verdulerías, etcétera) cayeron un 30% en volumen comparadas con igual período del año anterior (sobre misma cantidad de clientes)”, dice el estudio hecho por el Centro de Almaceneros.

En el consumo interanual, los productos que cayeron fueron los siguientes:

- Quesos (blandos/duros):- 38%.

- Carne vacuna: - 34%.

- Yogures:- 32%.

- Galletas (dulces/saladas):- 26%.

- Leche fluida:- 23%.

- Carne de cerdo: - 19%.

- Pollo:- 14%.

- Frutas en general:- 9%.

- Huevos:+ 3%.

Los carniceros dicen que cayó el consumo de asado y agregan que esa merma también se da los días domingo en las familias y los viernes en las obras.

En términos casuísticos, la inflación y el bajo poder adquisito son los principales factores que inciden en la caída del consumo en los comercios de proximidad, esto es, en los que están ubicados en los distintos barrios.

También esto ha generado un cambio de hábitos en los hogares cordobeses:por ejemplo, se reemplazó la leche por el mate cocido y la carne vacuna, por el pollo.

Además, cuando se hacen las compras en los supermercados, los consumidores ya dejan de lado las primeras marcas y apuestan por las de segunda y tercera calidad.

También cambió la cantidad de comidas por día, dado que se saltean algunas de ellas.