Villa María | inflación | Alimentos | julio

Inflación: remarcaciones en julio y una aceleración de precios en alimentos y bebidas

Según un relevamiento de la consultora LCG, hubo un incremento de 1,2 puntos porcentuales respecto a la semana anterior y la inflación escaló a 4,2 por ciento en las últimas 4 semanas

La inflación de alimentos y bebidas se aceleró al 1,8 por ciento en la primera semana de julio, según el relevamiento de la consultora LCG.

De esta forma, marca un incremento de 1,2 puntos porcentuales respecto a la semana anterior y escala a 4,2 por ciento en las últimas 4 semanas.

Para encontrar una semana mayor a un índice de 1,8 por ciento semanal hay que remontarse al 3,3 de la segunda semana de marzo.

Las principales alzas se dieron en bebidas, frutas y verduras los que justifican el 66 por ciento del aumento.

Un rubro sensible con gran peso en la dieta de los argentinos como es la carne, que moderó el alza del índice con subas por prácticamente la mitad que el promedio general.

En el comienzo del séptimo mes del año, 1 de cada 4 productos relevados presentaron aumentos. También se observó que los productos con caída de precios también aumentaron llegando prácticamente a 1 de cada 5.

Lo que advierte la heterogeneidad y el reacomodamiento de precios en diferentes rubros.

Tanto la inflación mensual promedio como la medición entre puntas volvieron a acelerarse, trepando a 4,2 por ciento y 4,9, indica el informe.

En lo que respecta al 4,2 mensual, y a pesar de la desaceleración de esta semana en Carnes y Lácteos, estas categorías explican el 43 por ciento de la inflación mensual de alimentos.

No obstante la aceleración inflacionaria en alimentos, de acuerdo con las consultoras participantes del Relevamiento de Expectativa Mercado, en julio la inflación volverá a perforar el piso del 5 por ciento, ya que en este mes no habrá subas de tarifas.

Los expertos consultados proyectaron un IPC del 4,8 por ciento para julio, del 4,7 para agosto, del 4,6 para septiembre, del 4,5 para octubre y del 4,4 para noviembre y diciembre.

Dichos números son consistentes con el 130 por ciento de inflación anual que proyecta terminar el Gobierno este 2024 y que figura en el Anteproyecto de Presupuesto 2025 enviado esta semana al Congreso.

De esta forma, el oficialismo también espera niveles inflacionarios entre 4 y 5 por ciento para los meses que restan del año.