Provinciales | infraestructura | Ucacha |

Ucacha: por las napas altas, se quiebra el pavimento y hay viviendas dañadas

Los suelos están saturados y en varias arterias los paños de cemento se aflojan. La Municipalidad comenzó a compactar, pero las obras no pudieron avanzar. También hay construcciones que ceden por el agua subterránea

A los inconvenientes ocurridos en caminos rurales por la gran acumulación de agua por las intensas lluvias, ahora en el sector urbano de Ucacha comenzaron a evidenciarse problemas con las napas freáticas.

Los suelos están saturados y han perdido capacidad de absorción. Es así que varias arterias pavimentadas sufren agrietamientos y se hunden, debido a la falta de piso y el agua subterránea muy elevada.

Asimismo, se indicó que las estructuras de algunas viviendas y locales ceden ante la napa. Por esto es que algunos propietarios han contratado a empresas para hacer el rellenado por debajo de las construcciones para evitar que se sigan viendo afectadas.

Días pasados, la Municipalidad había iniciado tareas sobre una de las arterias más transitadas ya que es el acceso a instituciones educativas, clubes deportivos, supermercados, cuartel de bomberos, pero se encontró con numerosos inconvenientes. Por un lado, el agua que se fue filtrando por las grietas que se abren en el pavimento y que van acumulando agua y barro, y por otro, las napas muy altas. 

“Esto dificulta muchísimo porque no tenemos nada de suelo. El relleno que en un primer momento intentamos no funcionó, por lo que estamos haciendo un nuevo compactado y arriba realizaremos un solo cemento. Es muy complejo, una problemática que está en todos lados. El agua se filtra y encima nos encontramos con que están las napas muy arriba”, dijo José Luis Ramallo, jefe del obrador municipal. 

Además, agregó que la problemática está prácticamente en toda la localidad, algo que se evidencia ante hundimientos no sólo de calles sino de construcciones, sean edificaciones antiguas o nuevas. 

Ya desde hace años se han tenido que desagotar y tapar sótanos, realizar nuevos puntales en edificaciones y obras diversas de reparación para evitar que se profundicen los inconvenientes y los riesgos.



Levantan los paños de pavimento



Por estos días, en calle La Rioja se levantó un paño de pavimento de 5 metros cuadrados y debajo del hormigón se encontraron con gran cantidad de agua y lodo. Fue así que se utilizaron bombas para evacuarla y luego trabajar en su reafirmado. La tarea se realizó con personal y maquinaria de la Municipalidad y del consorcio caminero.

“El agua se va filtrando por las calles  resquebrajadas, las napas están altas y encima algunas de estas calles son desagües de la localidad”, admitió Ramallo. Este conjunto de factores hace más dificultosa la tarea.

Sobre La Rioja son 8 los paños que deben levantarse en una primera etapa, y tal lo previsto en el plan de trabajo. Luego serán 25 paños más sobre calle General Paz.

El encargado de obra reiteró que aunque la intervención se hará sobre estas arterias, son numerosas las calles que necesitan reparación en el pueblo, sin contar las calles de tierra. 

El propio intendente Héctor Jaime admitió que, dentro de las posibilidades presupuestarias, la intención es avanzar con estas mejoras en las calles del pueblo, pero que las napas altas no sólo demoran sino que además insumen mayores costos.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas