Policiales | inseguridad | agresiones-sexuales |

Balance: durante el año pasado se dictaron un total de 202 condenas

Esto quiere decir que se realizaron 42 audiencias más que en el 2017, año en el que hubo 160 resoluciones. Por otra parte, hay que decir que 117 fueron los casos sobre los que aún no se expidieron desde la Cámara del Crimen

Desde absoluciones hasta penas por ilícitos cometidos contra la propiedad, como los daños o los robos y hurtos en grado de tentativa o no. Desde resoluciones por delitos contra la libertad, como las amenazas, hasta pronunciamientos por agresiones sexuales. Desde fallos por femicidio e intento de femicidio -es decir, desde la perpetua a Emanuel Heraclio Retamar y los 11 años a Ricardo Javier Cuello respectivamente-, hasta sentencias por homicidio culposo y lesiones de distinto tipo -leves, graves, calificadas-. Desde dictámenes por violencia de género hasta veredictos por narcomenudeo, con la obligación de que los presos se sometan a tratamientos psicológicos o psiquiátricos. Desde condenas de cumplimiento efectivo y de ejecución condicional hasta probations. Desde juicios en minutos -por lo general, los abreviados- hasta sesiones en semanas -con presencia de testigos-. Desde audiencias programadas hasta con retrasos incomprensibles. Desde debates con Tribunal unipersonal hasta con jurados populares. Desde audiencias orales y públicas hasta procesos a puertas cerradas -de instancia privada-.

Desde acusados jovencísimos hasta adultos -varones o mujeres, indistintamente- de más de 60 años a los que, en ocasiones, se les impone que terminen sus estudios. Desde acusados sin antecedentes hasta reincidentes. Desde profesionales hasta analfabetos. Desde “me abstengo de declarar” hasta “confieso los hechos que se me imputan y pido una oportunidad”. Desde cuartos intermedios en silencio hasta esperas de elucubración en los pasillos. Desde familiares hasta curiosos. Desde ira hasta satisfacción. 

Desde y hasta, la Cámara del Crimen es una habitación donde conviven la soledad, la culpa, el arrepentimiento. Es una sala que, como un espejo o una novela de Dostoievski, muestra no sólo los errores de una sociedad de la que todos somos engranajes, y en la que las decisiones de cada uno tiene, indefectiblemente, una consecuencia en la vida de los demás, sino que también dialoga con los anhelos, el camino y los miedos de aquellos que llegan al banquillo para ser juzgados por un sistema. Y el sistema, desde aproximadamente el siglo XIX, busca el control y la reforma tanto psicológica como moral de las actitudes y el comportamiento de aquellos a los que, Rousseau, alguna vez calificó como los individuos que “han roto el pacto social”. Y ese sistema -subrayo- no solamente es judicial: ante todo es político.

Detalles del año que se fue

El 2018 fue un año con muchísimas audiencias. Sin contar enero y julio, meses en los que hay feria, se dictaron un total de 202 condenas. Eso significa que se realizaron 42 audiencias más que en 2017, año en el que hubo 160 resoluciones. Por otra parte, el año pasado 117 fueron los casos sobre los que aún no se expidieron desde la Cámara del Crimen y que, como sucede habitualmente, se arrastran para los períodos siguientes. Y esta última cantidad habla, a las claras de ese ‘sistema’ que, a pesar de estar desburocratizándose como ya lo indicó este matutino en alguna oportunidad, aún se encuentra desbordado.

En consonancia con las cifras oficiales del Poder Judicial de Córdoba, a las que pudo acceder PUNTAL VILLA MARÍA, otro dato para resaltar se relaciona con que fueron 596 las causas que ingresaron al recinto del quinto piso de Tribunales. De ese total, 238 -causas- fueron correccionales sin presos, 39 correccionales con presos, 167 criminales sin presos y 152 las criminales con presos.

Este matutino también pudo conocer otra información estadística, correspondiente al 2017, elaborada por el Centro de Estudios y Proyectos Judiciales de Córdoba. En esta dirección, se hace referencia a las audiencias desarrolladas en las cámaras en lo Criminal y Correccional: mientras en la capital hubo 1.382, en el interior se registraron 860 -lo que lleva a una sumatoria de 2242-. Y de esos 2242 juicios, 827 fueron comunes, 1334 abreviados y 81 con jurados populares.

Seguidamente se desagregan por organismos. De esta manera se indica que, durante ese año (2017), la Cámara en lo Criminal y Correccional de 1° Nominación (Córdoba Capital) tuvo un total de 172 debates, la de Villa María 160, la de 3° Nominación 146, la de 8° Nominación 139, la de San Francisco 135 y la de 6° Nominación 134.



Franco Gerarduzzi.  Redacción Puntal Villa María

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas