intendente | semana | rosso

Por los contagios, no descartan retroceder de fase en el conglomerado

El intendente remarcó que el escenario sigue siendo igual de complejo para los próximos días, por eso se evalúan de manera permanente los pasos sanitarios a seguir

Tras un fin de semana que mostró que la ciudad está en un franco ascenso de casos de Covid-19, ayer a la mañana se llevó adelante una reunión presidida por Pablo Rosso en la que participaron referentes del COE regional y local, del municipio, del Centro Estadístico Municipal y de los equipos territoriales de Salud e Inclusión Social.

En ese sentido, Rosso apuntó a la suba importante de casos que hubo el fin de semana, más de sesenta entre sábado y domingo: “Era lo que la mesa de epidemiologia nos venía adelantando, un comportamiento donde nos ocupa de manera particular, principalmente el crecimiento en la edad de casos, hasta el momento se había manifestado primero en la franja etaria de los jóvenes y ahora yendo hacia la mediana y los mayores de edad, trayendo consigo situaciones de comorbilidades y personas de riesgo”.

El intendente remarcó que el escenario sigue siendo igual de complejo para los próximos días, por eso se evalúan de manera permanente los pasos sanitarios a seguir y consultado ante la posibilidad de una vuelta de fase, el mandatario dijo que: “Nunca uno quiere retroceder después de haber avanzado, pero hay que considerar los datos sanitarios, los de la infraestructura particularmente y por lo tanto no debemos descartar ninguna decisión”.

En cuanto a la habilitación de reuniones familiares, Rosso aseguró que las autorizaciones las evalúan semana tras semana. “Todavía no hemos mantenido una reunión a solas con el área de Seguridad Ciudadana para que podamos tomar conocimiento acabado de la situación en un escenario en el que sabemos que a la gente le gusta compartir estos espacios en un clima que se muestra bastante benevolente y propicio a la salida”.

A su vez, dijo que las reuniones familiares siguen formando parte de las líneas de epidemiología y contactos estrechos y que es tarea de ir estudiando el día a día de la situación, por lo cual remarcó que se observa que un buen sector de la población acata las recomendaciones sanitarias.

División de la ciudad

Cabe destacar que días anteriores el municipio comenzó a centrarse en el territorio para trabajar no solo en el control de lo sanitario sino también de lo social y las demás demandas que se ponen en juego en situaciones como estas.

La división de la ciudad se hizo en cinco grandes sectores, con referentes en lo sanitario y lo social desde las secretarías de Salud y de Inclusión Social y Territorio, el Centro Estadístico Municipal cobra un rol preponderante en la centralización de los datos derivados de la Mesa de Epidemiología del COE local.

Los sectores en los que se organizó el ejido villamariense son los siguientes: zona 1: Barrios Almirante Brown, Belgrano, Las Acacias, Mariano Moreno, Parque Norte, La Calera, Ramón Carrillo, Roque Sáenz Peña y Vista Verde, zona 2: Carlos Pellegrini, Ameghino, Botta, Nicolás Avellaneda, San Nicolás, Solares del Norte y Trinitarios, zona 3: Bello Horizonte, Lamadrid, Los Olmos, Malvinas Argentinas, San Juan Bautista, Padre Mugica y San Martín, zona 4: Evita, Industrial, Las Playas, Villa Albertina, Rivadavia y San Justo, zona 5: Barrancas del Río, Centro, General Paz, Güemes, Palermo, Santa Ana y Sarmiento.

Marcha atrás de fase

El intendente, Natalio Graglia, se reunió durante la tarde-noche de ayer con el intendente Pablo Rosso y el titular del COE Regional, Sergio Arroyo, con quienes se analizó la situación sanitaria actual del conglomerado Villa Nueva - Villa María y el incremento en la cantidad de casos ocurrido en los últimos días. "Se están analizando varias alternativas a seguir", detalló el intendente Natalio Graglia luego del encuentro, y no descartó incluso retroceder de fase en algunos rubros puntuales "por el incumplimiento de las medidas sanitarias que estamos observando en ambas ciudades".