Villa María | Islas Malvinas | excombatientes | Guerra

A 40 años, excombatientes de la ciudad mantienen viva la llama por Malvinas

Anoche se realizó la tradicional vigilia en el renovado monumento de bulevar España esquina bulevar Vélez Sarsfield. En el lugar hubo intervenciones artísticas. Hoy a las 9.15 se desarrollará el acto protocolar en el mismo espacio

Este 2 de abril se conmemora el Día del Veterano y Veterana, Excombatientes y Caídos de las Islas Malvinas, con diferentes actividades bajo un mismo lema: “Malvinas nos une”. Se trata de un día especial para profundizar la difusión y visibilización de los derechos soberanos argentinos, respecto de las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, y de la persistencia de una disputa de soberanía –reconocida por las Naciones Unidas aún hoy no resuelta.

“Es una fecha con mucho sentimiento, a 40 años se nos remueve todo el tema de Malvinas y además estamos trabajando para la conformación de un museo”, dijo Elio Grandis, integrante del Centro de Veteranos de Malvinas.

En ese marco, el veterano sostuvo que el paso del tiempo puede atenuar lo que sucedió tras el conflicto bélico junto con una atención médica. “Lo que no se puede es cerrar la herida, eso no se va a cerrar nunca. Todos los días hay una partecita que pensás en Malvinas, aunque sea cuando uno se va a dormir”, reflexionó Grandis.

Respecto a la guerra, el excombatiente señaló que tras haber vivido esa experiencia el camino que elige es la paz.

Recuerdos

Por su parte, el veterano de Malvinas Ricardo Veronese sostuvo: “Es una semana en la que nosotros la pasamos tristes. Lamentablemente se conmemoran 40 años de la terrible guerra”, indicó.

En ese sentido, recordó el momento en el que viajó hacia Malvinas por primera vez: “Hacía 8 meses que yo estaba haciendo el servicio militar, estaba en Puerto Belgrano en el batallón antiaéreo en la unidad de lanzamiento de misiles y un día nos avisaron que nos alistáramos. Nos cargaron en un camión y nos llevaron a Bahía Blanca, donde nos subieron a un avión. Ahí fuimos derecho a las Malvinas, recién cuando estábamos en el avión nos dijeron que íbamos a defender las Malvinas”, rememoró Veronese. “Yo tenía 18 años y cumplí los 19 en Malvinas”, dijo.

Nos cargaron en un camión y nos llevaron a Bahía Blanca, donde nos subieron a un avión. Ahí fuimos derecho a las Malvinas, recién cuando estábamos en el avión nos dijeron que íbamos a defender las Malvinas Nos cargaron en un camión y nos llevaron a Bahía Blanca, donde nos subieron a un avión. Ahí fuimos derecho a las Malvinas, recién cuando estábamos en el avión nos dijeron que íbamos a defender las Malvinas

“Llegamos, nos acomodaron en un puesto y me tocó estar con la unidad de lanzamiento de misiles, teníamos al lado una unidad de cañones y ahí nos defendimos. Estábamos entre Puerto Argentino y el mar, en ese lugar hicimos nuestros pozos de zorro donde nos defendíamos de los ataques de ellos”, explicó el veterano.

A 40 años del conflicto, el excombatiente se lamentó por lo sucedido y la falta de contacto que tuvo con su familia: “En ese momento no me pude despedir de mi familia; cuando estaba en Malvinas, gracias al guardiamarina que era mi jefe, me dijo que la única forma de que mi carta llegara a Villa Nueva para mis padres era escribirla y mandarla a través de su madre, que estaba en Punta Alta, la reenvío a ellos y les pude avisar, fue la única forma porque no llegaban nuestras cartas”.

Sobre su regreso y el reencuentro con sus familiares, Ricardo recordó que, al retornar, no sabían la fecha ni la hora. “Llegué de sorpresa, se podría decir, y fue una emoción muy grande porque mi madre pasó mucha tristeza; soy hijo único y fue una alegría verme con vida, ellos pensaban que no volvía más. Tuve la suerte de volver”, expresó con lágrimas en los ojos y la emoción a flor de piel.

Llegué de sorpresa, se podría decir, y fue una emoción muy grande porque mi madre pasó mucha tristeza; soy hijo único y fue una alegría verme con vida, ellos pensaban que no volvía más. Tuve la suerte de volver Llegué de sorpresa, se podría decir, y fue una emoción muy grande porque mi madre pasó mucha tristeza; soy hijo único y fue una alegría verme con vida, ellos pensaban que no volvía más. Tuve la suerte de volver

“Malvinizar”

En diálogo con este medio, ambos excombatientes coincidieron en que es necesario “malvinizar”. “Falta más información, vamos a colegios y brindamos charlas para que los chicos sepan sobre la guerra de Malvinas, tratamos de transmitir lo que pasó y que sepan lo que es una guerra. Es impresionante cómo los chicos preguntan qué hacíamos, qué comíamos y qué armas teníamos, nos emocionamos mucho”, dijo Veronese.

En la misma línea, Daniel Ferreyra, veterano de Malvinas de Villa María, aseguró que en los últimos tiempos se ha creado una conciencia de lo que fue el terrible hecho ocurrido en el año 1982. “La sociedad entiende un poco mejor que hace 20 años atrás. La sociedad ha entendido con el transcurso de los años lo que fue la guerra y las consecuencias durísimas que trajo para todos y los propios veteranos de guerra”, expresó.

La sociedad ha entendido con el transcurso de los años lo que fue la guerra y las consecuencias durísimas que trajo para todos y los propios veteranos de guerra La sociedad ha entendido con el transcurso de los años lo que fue la guerra y las consecuencias durísimas que trajo para todos y los propios veteranos de guerra

Además, señaló que, en cualquier charla, con un ciudadano común, el tema Malvinas surge. “La gente pregunta y nos hace bien que entienda lo que pasó, éramos estudiantes y trabajadores”, completó.

En torno a los próximos pasos, Ferreyra aseguró que seguirán “malvinizando”. “Cuando volvimos de la guerra se quiso esconder debajo de una alfombra y a través de la lucha pudimos lograr que la sociedad entendiera que fuimos a defender la patria”.

En otro punto, reflexionó en torno al conflicto internacional sobre la invasión de Rusia a Ucrania. Ferreyra se lamentó por el hecho: “Yo lo siento mucho por la gente, está pagando las consecuencias la ciudadanía civil. Hoy se puede ver casi en vivo y en directo lo que ocurre, hay un país destruido por conflictos de intereses. La guerra es un horror”, opinó.

Mantener derechos

Una de las luchas vigentes de los excombatientes tiene que ver con mantener derechos adquiridos a lo largo de los años. “La realidad es que el 16 de marzo fuimos a una manifestación ante Pami por una cuestión de la prestación de salud, habíamos perdido un derecho que se había logrado en el año 2004 con el gobierno de Néstor Kirchner y con el transcurso de los años vamos perdiendo más derechos, son cuestiones vinculadas a la salud”, dijo Daniel Ferreyra.

Y añadió: “Se pudo solucionar tras una reunión de mis compañeros con Luana Volnovich, directora de Pami, y volvió todo como estaba en el 2004, que es un plan integral de salud que abarcaba a todos los veteranos de guerra. Fallecieron dos compañeros por no tener medicamentos, a esta altura no estamos para eso”, reprochó Ferreyra.

Y destacó que, a pesar de asistir a la manifestación de manera pacífica, la Policía los reprimió de manera violenta en plena democracia. “Nos dolió mucho”, expresó con dolor.