Policiales | judiciales | caso-esposito |

Caso Espósito: mañana se reanuda el juicio y reina la incertidumbre

El abogado José Bertoldi, quien se constituyó en querellante, contó que a pesar de que se planea dictar la sentencia ese mismo día, él cree que es imposible porque restan actos procesales como los alegatos y la última palabra

José Enrique Espósito de 52 años fue encontrado muerto en su habitación de un disparo en la cabeza, la noche del 17 de junio de 2011, en el barrio Costa de Oro de Villa Nueva.

Su exconcubina, Nora Abelleira, quien ya falleció a raíz de una enfermedad oncológica tiempo después de ser condenada a prisión perpetua por ser considerada la autora intelectual del hecho —al parecer contrató un sicario—, lo halló en la vivienda tras regresar de estar con una amiga en el centro de Villa María.

Ese presunto sicario es José “Calladito” Deheza. Desde octubre del año pasado está siendo juzgado nuevamente por el caso. En esta dirección hay que rememorar que en 2015, en la Cámara del Crimen de Villa María, los jurados populares, a diferencia de lo que ocurrió con Abelleira, decidieron absolverlo.

El abogado José Luis Bertoldi se presentó como querellante particular en representación de Jorge Aníbal, Mauricio Alberto y Gustavo, hermanos de la víctima. El asesor, a partir de las resoluciones que se dictaron en 2015, decidió presentar un recurso de casación solicitando la anulación de la absolución. Esto motivó que se reinicie el juicio, pero en Bell Ville.

Mañana 1° de febrero está previsto que, aproximadamente a las 8.30 se reanude el juicio, luego de la feria judicial que se está desarrollando este mes.

En diálogo con PUNTAL VILLA MARÍA, Bertoldi rememoró qué fue lo que sucedió durante el último debate, que se llevó adelante a fines de diciembre. “Prácticamente no se hizo nada porque fue cuando el imputado reveló que tenía un problema asmático. Lo controló el médico de la cárcel de Villa María, dijo que tenía una crisis y que, por ende, no estaba en condiciones de ir. Ahí se suspendió”, recordó.

Seguidamente, agregó: “No sé que va a pasar. No puedo hacer futurología porque no sé qué actitud va a tomar el imputado. Espero que no nos falte ningún jurado y que ningún miembro del Tribunal ni de las partes se enferme”.

Por otro lado, también contó que, la última vez, el defensor de “Calladito”, Eduardo Rodríguez, expresó que su defendido declararía pero al final de la audiencia.

“Entonces, si me guío por lo que dijo el doctor Rodríguez, tengo que decir que lo que quedaría por hacer sería que el imputado, en caso de que sea cierto, preste declaración. Luego restaría ver si falta recibir alguna prueba. Tampoco sé si eso ocurrirá porque depende de lo que declare el imputado y lo que proponga la defensa o, eventualmente el fiscal”, sostuvo quien se constituyó como querellante particular.

Los alegatos (cada uno de ellos probablemente supere holgadamente la hora) del fiscal (Telmo Alejandro López Lema), de la querella y de la defensa, la última palabra de Deheza, la deliberación del jurado popular y del Tribunal Técnico, y el dictado del veredicto serían, posteriormente, los actos procesales que quedarían por concretarse.

“El presidente de la Cámara dijo que iba a hacer lo posible para que termine el mismo viernes (mañana) aunque fuera a altas horas de la noche o de la madrugada del sábado”, señaló.

Y añadió: “Personalmente no lo creo materialmente posible por varias razones: primero por todos los actos procesales que faltan, segundo por los imprevistos que se pueden presentar y tercero porque no creo que haya cuerpo que aguante, especialmente el de los jurados populares, desde las 8.30 del viernes, por ejemplo, hasta las 8.30 del sábado. Serían 24 horas. Físicamente no hay nadie que pueda resistirlo.



Franco Gerarduzzi.  Redacción Puntal Villa María

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas