Deportes | jugador | experiencia | entrenar

"Gracias a Dios, permiten entrenar"

Hernán Carassai dijo que "un jugador no puede estar encerrado y, aunque en la cancha no hay contagio, hay que acatar y cuidarse"

El profesor Hernán Carassai dejó su impresión del impasse obligado por la decisión de detener la competencia en el deporte amateur.

Su enfoque especial tiene la capacidad de acumular su visión y experiencia como PF y DT de inferiores en Alumni y como profesor del Instituto Rivadavia. “No vivimos nunca antes esta situación de pandemia. El hombre no es un televisor, ni una computadora que se prende y funciona igual. Es un ser social. Necesita las clases presenciales en una escuela, necesita el fútbol en un campo de juego y requiere de la cultura para poder expresarse en su mejor versión”.

Remarca: “Como PF nunca me pasó tener que preparar un plantel después de 9 meses sin entrenamientos. Sirve la experiencia, pero nada es igual en un jugador después de tanto impasse. No está preparado el hombre deportista para estar adentro de su casa. Por eso entiendo el enojo general por esta pausa hasta el 21, pero resalto que gracias a Dios no nos suspendieron los entrenamientos”.

Asegura: “El contagio no está en la práctica deportiva. Menos en un deporte al aire libre como el fútbol, pero estamos todos ante una experiencia inédita, tanto los que gobiernan como los ciudadanos. Y en el deporte los dirigentes, los profesores, los técnicos, los jugadores, los hinchas, todos se enojan con razón. Hay injusticias, como te marqué en diciembre, cuando no dejaban entrenar, y había 3 mil personas tomando sol en el río. Ojalá se acabe pronto”.

Carassai explica: “Nunca me había pasado tener que preparar un equipo amateur para jugar 5 partidos en 2 semanas. En ese sentido Alumni, requería descansar con su plantel superior. Podremos recuperar a Kranevitter, Delgado y Gayoso. ‘Pulga’ Villagra jugó 4 partidos en 10 días con 34 años. La recuperación es diferente y difícil”.

Indicó: “Nadie quiere que se pare la pelota. Más que desarrollo de capacidades, los PF hemos apelado a recuperar al jugador de Primera partido tras partido. Viene de estar un año parado”.

Comentó: “El viernes decidimos darles tres días de descanso a todos. A la tarde me dijeron que se jugaba. Modifiqué y entrenamos. Es lógico que un DNU se respete”.

Agregó: “Así como defiendo que haya clases presenciales, el fútbol se practica en el campo. No hay manera de motivar si no estás viendo al jugador en la cancha”.

Señala: “La Liga es fútbol amateur. El jugador trabaja o estudia. Cuando le avisan que estará 21 días sin jugar, el fútbol queda en segundo plano y priorizará trabajar y estudiar. Si suspenden los entrenamientos, se pierde todo vínculo con el club. Será complejo hasta el 21 y peor es no saber qué pasará”.

Destaca: “Acá el jugador entrena para jugar el domingo. El profesional sabe que si para 21 días se mata entrenando, porque es su trabajo. Acá estudian o trabajan y les cuesta mucho más motivarse”.

Insiste: “La recuperación es más difícil, la motivación es muy diferente. No fue igual preparar a un jugador que estuvo parado desde abril a febrero. Las capacidades físicas estaban dormidas y costó volver a empezar. No somos magos los PF. Tenemos que convencer y estimular todo el tiempo para que el jugador entrene como profesional y recupere como amateur. Jugamos con Ticino, Rivadavia, Palestina, Alem, Universitario. No era posible recuperar al 100% al plantel. Se quejó Russo por el calendario de Boca, imaginate Alumni. Son jugadores no robots”.

Aclara: “Todos necesitamos que se juegue. El dirigente debe tener plan B, porque no hay ingresos cuando no se juega en un club. Yo planifiqué la semana de trabajo. Los jugadores necesitan jugar. Pero la pandemia está. Nos enoja no jugar y gracias a Dios podemos entrenar. En marzo de 2020 nos dijeron volvemos en 20 días y recién volvimos en enero. Ojalá vuelva rápido y de la mejor manera”.

Lo que se lee ahora