Claudio Andrada inició su carrera en All Boys, en el que Jorge Alamo lo apodó “Pelé”: “Me puso de 2 y llevé la pelota hasta el área de enfrente. ‘A partir de ahora te vamos a decir Pelé’, me dijo”.

“Jugué con Pablo Suárez, Franco Herrera, Isabettini, Franco Amaya, Pablo Tello, que era tremendo jugador, hacía cosas increíbles”.

Aclaró: “Cuando dirigí a All Boys con ‘Puli’ Herrera les dije a los padres que a ninguno nos abrieron el bolso para ver cuántos trofeos y copas habíamos ganado en el baby. Apostaríamos a la formación, no a ganar como sea. La presión los va a destruir. Alamo sabe manejar a los padres. Más allá de lo futbolístico, me formó humanamente. Por él conocí el mar. Me llevó 4 años a Mar del Plata”.

Andrada contó: “Tenemos los diamantes en Villa María, pero falta pulirlos. Yo jugué en Alem y Colón con Marcelo Alamo como DT en inferiores. Luego fui a Alumni y conocí a otro gran formador como Abel Volta. Allí jugué en la ACF y enfrentar a los equipos de Córdoba nos daba otro roce”.

Agregó: “Alumni es el club más grande de la ciudad y algo hizo mal para no tener más una plaza en torneos nacionales. Hubo buenos jugadores en inferiores. Debería optar por un proceso a largo plazo para recuperarla”.

Apuntó: “Con jugadores propios y de la zona, está demostrado que se puede llegar. Estudiantes de Río Cuarto apostó por una base y un DT que logró los ascensos tras no ascender el primer año”.

Explicó: “En la Liga Cordobesa salieron camadas que fueron muy buenas. Hoy no puede ganar en la Liga. Hay buenos DT y jugadores en la Liga. No hay fórmula mágica, pero hay que parar de traer DT y jugadores de afuera”.

Señaló: “Hay buenos jugadores en la Liga. Apostar a los talentos como Díaz y Páez sería saludable. Darles la oportunidad a los chicos del club y a los talentos de la Liga. En 2003 llegaron pocos refuerzos a Alumni y con Pedro Catalano se llegó a la final y a los torneos permanentes. ¿Cuándo se les va a dar la oportunidad?”.

Destacó: “Gobbi salió de Argentino, jugó finales de la Liga, pero se tuvo que ir a Leones a jugar los torneos federales”.

Remarcó: “Si te sentís mimado, vas a rendir. Basta de versear con que no les gusta entrenar. Díaz entrena siempre a full y Páez estuvo un año en Talleres. Están para un torneo superior y la gente va a apoyar más a esos jugadores que a los que traen de afuera. En Ticino se sienten orgullosos de ir a ver a sus jugadores. Están revolucionados porque son sus chicos. En Tío Pujio pasó lo mismo y llenaron la Plaza. Lo mismo Playosa”.

El sueño “pirata”

Aclaró: “Fui campeón en la cuarta de Alumni con ‘Pelusa’ Machado, pero sólo jugué un partido en Reserva, contra Belgrano en el Kempes. Al tiempo Víctor Sieracki me contactó para ir a la ‘B’ con él”.

Recordó: “Me creí ‘Pelé’ y no lo era. Jugué con Turus, Quiroga, Ceballos, Cortez. De Villa María estaban Ferrer, Bulgra, Amaya, Sieracki, Puente y Marín. Ahí te das cuenta de que hay diamantes en Villa María, falta pulirlos”.

pele cañito.jpg