Policiales | juicio | condena |

Fue condenado a 3 años de prisión por delitos en San Francisco y Villa María

El acusado, identificado como Emiliano Ortiz (20), llegó al banquillo por diferentes delitos, varios de ellos en perjuicio de remiseros. Además de la pena -de cumplimiento efectivo- deberá realizar tratamiento contra las adicciones

Un joven de 20 años y oriundo de la localidad de Arias, al sureste de la provincia de Córdoba, identificado como Emiliano Gabriel Ortiz, fue juzgado ayer en la Cámara del Crimen de Tribunales de Villa María por diferentes delitos cometidos en San Francisco y en esta ciudad durante 2018 y 2019.

Varios de los ilícitos tenían como víctimas a quienes desarrollan su tarea laboral como remiseros (fueron cuatro los casos de este tipo).

Finalmente, el acusado recibió la pena de prisión de tres años de cumplimiento efectivo por los delitos de robo reiterado (tres hechos), amenaza calificada por el uso de arma y estafa reiterada (dos hechos).

En San Francisco

Ortiz llegó al banquillo sin condenas previas. Los primeros hechos por los cuales el fiscal Oscar Gieco lo acusó de robo simple y amenaza calificada ocurrieron cuando promediaba el 2018 en San Francisco.

En la localidad cabecera del Departamento San Justo, Ortiz violentó a una muchacha hasta quitarle su teléfono celular. Tiempo después, el joven volvió a delinquir, esta vez en perjuicio de un hombre, que fue amenazado de muerte si no se desprendía del dinero que llevaba.

En octubre de 2018, también en San Francisco, Ortiz subió a un remis y pidió ser trasladado a un cierto punto. Al llegar a destino, manifestó no tener dinero y “salió disparando”. Ese mismo mes ocurrió un hecho de similar envergadura. El fiscal Bernardo Alberione lo inculpó por el delito de estafa. Todavía en dicha localidad, y en febrero de 2019, el acusado interceptó a un ciclista para amenazarlo de la siguiente manera: “Dame la bicicleta o te meto un tiro”. Ortiz logró su cometido y salió pedaleando. Por tal hecho, la fiscalía lo acusó de robo simple.

En Villa María

En esta ciudad, el oriundo de Arias volvió al modus operandi que colocaba como víctimas a remiseros. En la intersección de calles Intendente Maciel y Catamarca (según señala el expediente) Ortiz -a bordo de un remis de la empresa “Donald”- apoyó un destornillador sobre la parte lateral del cuerpo del chofer del vehículo y le pidió que lo llevara hacia el barrio San Nicolás. En medio del camino, el acusado le dijo al remisero que se desprendiera de su calzado y campera, e incluso del dinero que llevaba (aproximadamente mil pesos). Tras este hecho, la policía lo detuvo y la fiscalía lo acusó de robo calificado por el empleo de arma.

Ortiz declaró en el juicio que  no le apoyó un destornillador al chofer, sino que colocó sobre su cuerpo un dedo.

La asesora letrada del acusado, Silvina Muñoz, solicitó para su defendido la pena de tres años de prisión con ejecución condicional. El Tribunal hizo caso omiso a dicho pedido, y condenó a Ortiz a tres años de cumplimiento efectivo, tal como lo solicitó el Ministerio Público Fiscal.



Maximiliano Gilla.  Redacción Puntal

TEMAS: juicio condena
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas