Nacionales | Kirchner | Kulfas | funcionarios

Tras acusaciones de Cristina Kirchner, el presidente Fernández echó a Kulfas

Lo reemplazará Scioli. La vicepresidenta denunció que el ministro había armado una operación de prensa en su contra, al hacer trascender que el Gobierno hizo la licitación del gasoducto Kirchner "a medida de Techint"

El presidente Alberto Fernández relevó ayer del cargo al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y designó en su reemplazo a Daniel Scioli, actual embajador en Brasil, luego de que la vicepresidenta Cristina Kirchner acusara al funcionario nacional de armar una operación de prensa en su contra.

Así lo confirmó a NA la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, poco después de que la exmandataria realizara un posteo en su cuenta de la red social Twitter calificando como "penoso" el armado de operaciones en off the record para perjudicarla en torno de la licitación del gasoducto Néstor Kirchner.

Más allá del hecho puntual, Kulfas, que asumió en diciembre de 2019, era uno de los funcionarios apuntados con mayor vehemencia por la vicepresidenta. Según aseguraban hace meses en el Gobierno, no estaba en los planes del Presidente desplazarlo de su función, aunque recientemente habían retirado de su órbita la sensible Secretaría de Comercio Interior -que estaba a cargo, entonces, del kirchnerista Roberto Feletti- para dejarla en manos de Economía en el delicado contexto inflacionario.

”Muy injusto”

"Muy injusto y, sobre todo, muy doloroso que este tipo de ataques lo ejecuten funcionarios del propio gobierno del Frente de Todos", publicó Cristina Kirchner en sus redes sociales y replicó el comunicado oficial de la empresa Energía Argentina.

Fuentes oficiales aclararon a Noticias Argentinas que el pedido de renuncia está estrictamente vinculado a que Matías Kulfas dijo que "había un negociado en la licitación de la obra emblemática del Gobierno".

"Este es un Gobierno decente, transparente. No se puede decir cualquier cosa amparados en el off o la interna", puntualizaron desde la Casa Rosada.

Por la mañana se conoció una información que había sido difundida a un grupo de periodistas por parte del equipo de comunicación de Kulfas en off the record, en cuyo mensaje habían indicado que que los funcionarios cristinistas en Enarsa habían armado una "licitación a medida de Techint" para adquirir los materiales necesarios para la construcción del gasoducto Néstor Kirchner.

En un libro, Kulfas se mostró crítico sobre la gestión económica del último gobierno de Cristina, lo que tensó la cuerda entre la vicepresidenta y el hasta ayer ministro. En un libro, Kulfas se mostró crítico sobre la gestión económica del último gobierno de Cristina, lo que tensó la cuerda entre la vicepresidenta y el hasta ayer ministro.

Según la compañía pública, creada a fines de 2004, "a la categoría de funcionarios que no funcionan, planteada en el año 2020 por la vicepresidenta, ahora se le agrega la de funcionarios del off que además de no saber, mienten y utilizan al periodismo para hacer operaciones políticas en contra de la vicepresidenta".

Junto a la captura de pantalla del mensaje en off difundido a periodistas por la cartera que conduce Kulfas, el comunicado de Enarsa rebatió las críticas hechas en esa información y afirmó: "No sólo es grave, sino muy penoso y sobre todas las cosas, incomprensible, que una obra de la magnitud e importancia para la Argentina y para el propio Gobierno, como lo es el gasoducto Néstor Kirchner, sea objeto de este tipo de acciones".

Minutos después y antes de reclamarle la renuncia a Kulfas, Alberto Fernández había respaldado a la vicepresidenta, también a través de redes sociales.

"Comparto la respuesta dada por Energía Argentina a una publicación fundada en un supuesto off salido de funcionarios del Gobierno. Confío en la integridad moral y en la idoneidad de quienes llevan adelante la licitación del gasoducto Néstor Kirchner", había publicado el mandatario.

Y agregó: "Es éticamente reprochable hablar en off en desmedro de otro. Así siempre lo he expresado públicamente. No avalo esos procederes y comparto el malestar expresado por Cristina Kirchner. El debate que debamos dar, démoslo con responsabilidad".

El comunicado de Enarsa fue acompañado de una captura de la información en off que había sido distribuido desde el Ministerio de la Producción a distintos periodistas el día previo, poco después del discurso en el acto por el 100° aniversario de YPF donde Cristina Kirchner le pidió a Alberto Fernández que “use la lapicera”. El contenido surgido, según Enarsa, desde Producción, decía: “La lapicera la tienen que usar los funcionarios de Cristina, que fijaron las condiciones para darle la construcción de las cañerías del gasoducto de Vaca Muerta a Techint. Es Iasa, con funcionarios designados por ella, quienes hacen las licitaciones”.

Desde la Casa Rosada, sin embargo, dijeron que la eyección de Kulfas no se debió a la modalidad bajo la que se emitió el mensaje, sino al contenido. “No fue un tema de ‘on u off’. Él dijo que había un negociado en la licitación de la obra emblemática del Gobierno, y este es un gobierno decente, transparente. No se puede decir cualquier cosa amparados en el off o la interna”, argumentaron.

La salida de Kulfas ocurre tras meses de especulaciones sobre cambios en el gabinete, enmarcadas en la pelea Alberto-Cristina.