Deportes | liga | fútbol | presidente

"Soy el presidente y no me bajo de la elección"

Claudio Martínez aclaró: "Lo mejor que le puede pasar a la institución es que todos sumemos para un proyecto como el que está en marcha. No veo ninguna otra iniciativa y puedo debatir de fútbol, pero no politizar la elección"

Claudio Martínez sólo necesitó que le preguntáramos si estaba predispuesto a bajarse y armar una lista de unidad para aclarar: “Yo no me bajo de la elección. Soy el presidente de la Liga Villamariense de Fútbol, fui elegido por unanimidad, convoqué a asamblea y no se realizó por la pandemia, un decreto de IPJ me prorrogó el mandato hasta que finalice la pandemia, y esa es mi responsabilidad como presidente de la Liga”.

Casi sin respirar agregó que “la democracia permite elegir presidente. En el fútbol el acto eleccionario es saludable, y yo tengo mayoría. No voy a bajarme de la postulación para ser reelecto. Si hay gente de fútbol que me pidió que siga, voy a responderle”.

Repitió que “tengo mayoría. Hay un grupo de 6 o 7 clubes que impulsó la candidatura de Diego Conrero, pero hay mayoría que me respaldan para que continúe con los proyectos deportivos que comenzamos. Le debo idéntico respeto al que me ofrece ese grupo mayoritario. No hay oposición, no están mostrando propuestas, sino enojo y maldad contra mi persona. No existe oposición con proyectos y propuestas, sólo un grupo que sabe que no podrá ganar esta elección, porque son minoría”.

Sobre su parecer acerca del consenso que Darío Ranco y Diego Conrero habrían llegado ayer dijo: “Me sorprende que Ranco se haya lanzado a la presidencia. Lo respeto. Es un hombre de la política, y dijo públicamente que sabe poco de fútbol. Le aclaro que se trata de una Liga de Fútbol, en la que sólo estuvo un par de años en 1998”.

Insistió en que “fue un gran presidente de la Federación Cordobesa, que no es lo mismo que la Liga Villamariense. El sábado lo mencioné en la reunión vía Zoom de la Federación Cordobesa, y muchos no podían creerlo. No es fácil siendo funcionario de la Provincia poder presidir una Liga. Diferente es presidir la Federación”.

Martínez ejemplificó: “¿Cómo va a hacer para cumplir la promesa electoral que lanzó, para conseguir esos 4 o 5 millones de pesos anuales del presupuesto de la Liga Villamariense, cuando hay 18 ligas en la Provincia de Córdoba?”.

Estimó que “para que los 21 clubes de la Liga Villamariense de Fútbol no pongan 1 peso como Ranco prometió, tendrá que conseguir 4 o 5 millones por año, y durante 3 años de gestión. Las 18 Ligas de la Provincia le van a pedir que cubra sus presupuestos”.

“Hemos crecido mucho”

Destacó que “si no sabe de fútbol, pero sabe y puede gestionar, le abro la puerta de la Liga y lo sumo a nuestro equipo de trabajo. Nosotros asumimos con 14 clubes, que son los que él tuvo en su mandato hace 20 años. Hoy la Liga tiene 21 clubes. No es la misma Liga que Ranco presidió hace 20 años. Hemos crecido mucho”.

Sostuvo que “la jerarquía y la calidad que me reclaman, también depende de los clubes. Si cada club tiene que pagar boletas de 70 u 80 mil pesos de EPEC durante la pandemia, cuando están cerrados, será difícil pedirles que paguen el 30% de la cuota del presupuesto”.

En cambio “si la Provincia y Villa María se hicieran cargo del costo de luz que le factura EPEC a los clubes, no necesitaría prometer el pago de una cuota mensual de $12 mil por club, que es lo que cobra la Liga. Si no le cobraran esos $80 mil de luz, todos tendrían $12 mil”.

Destacó que “los clubes de la región pagan a través de sus intendentes esa cuota del presupuesto. Las necesidades del fútbol no pasan por la cuota mensual. Pregúntenle a los clubes de la Liga”.

Señaló que “no soy tan importante para que prioricen ganarme una elección, por sobre los graves problemas que hay en la ciudad y en la provincia. Hay mucha gente contagiada de Covid-19 en nuestro ámbito, y con muchos problemas económicos y pocos empleos para que la política se fije en poner un candidato en la Liga Villamariense de Fútbol. Los que sepan de política, que solucionen los problemas de la gente, que los del fútbol nos haremos cargo de nuestros clubes, porque ni siquiera les otorgaron permiso para poder entrenar. No les prometan pagarles una cuota de $12 mil, hace años que le reclamamos que no les cobren los $80 mil de servicios de luz y agua”.

Aclaró que “si Ranco nos quiere ayudar, con gusto lo voy a recibir. Si Ranco nos quiere pagar los costos fijos, voy a permitirlo. Si Ranco quiere sumarse a trabajar por la Liga y tiene proyectos, lo voy a integrar. Lo respeto, y le pido que respete mi investidura y mi mandato, que se extendió por un decreto de IPJ. Soy el presidente”.

Sobre Diego Conrero dijo: “Me sorprende que después de tantas injurias que lanzó públicamente sobre mi persona, ahora Ranco lo haga bajar como a un niño. Conrero dijo que sería el presidente de la Liga si se hubiese realizado la asamblea, porque tenía 12 votos. Si hubiese tenido esos votos, no hay razón para bajar su candidatura. No creo que se baje ahora, pero si lo hace demostraría lo débil que es la oposición que tenemos”.

Por último, dijo: “La elección se gana con votos de los clubes, no de la política. Yo no me bajo porque tengo la mayoría de votos y un proyecto en marcha. Sólo le pido a la oposición respeto por la Liga”.