Villa María | liliana-montero |

Montero: “Córdoba Podemos no existió como fuerza política”

La legisladora dijo que sostuvieron una unidad legislativa, pero nunca concretaron una unidad política con el espacio creado por el exintendente Accastello. Ahora busca aglutinar bajo su conducción a las fuerzas de centroizquierda

La legisladora provincial Liliana Montero avanza en la construcción de un frente político de centroizquierda luego de su salida del bloque de Córdoba Podemos, el espacio creado por el exintendente Eduardo Accastello para competir por la gobernación en 2015.

“Córdoba Podemos fue una estrategia de construcción política interesante. Yo no venía del kirchnerismo, pero creo en las construcciones frentistas en función de la complejidad que tienen los problemas para afrontar. De todos modos, hay una realidad objetiva, Córdoba Podemos no existió como fuerza política desde el mismo momento que llegamos a la Legislatura. Entonces hemos intentado con los legisladores, que han sido mis compañeros de bloque hasta mi salida, sostener la unidad legislativa”, afirmó Montero, en su visita a la ciudad.

La legisladora explicó que de los cinco que quedaron en el bloque, cuatro provienen del peronismo y todos juntos definieron una estrategia “que no la comparto”.

“Esa estrategia tiene que ver con al reconstrucción del peronismo de la provincia de Córdoba a los efectos de afrontar las elecciones del 2019. Y eso empezó a interferir en las posiciones políticas legislativas. El punto de inflexión fue las leyes electorales aprobadas por Unión por Córdoba, en tanto y en cuanto constituyen a mi criterio una afrenta a la institucionalidad”. 

Montero aclaró que estas leyes no son anticonstitucionales, pero sí afectan la institucionalidad “porque modifican sensiblemente las reglas de juego democrática”. 

“Me parecía muy fuerte que avaláramos ese atropello de Unión por Córdoba en relación a la institucionalidad, es decir, modificar las leyes electorales como les convenga en función del objetivo del 2019”, fundamentó.

Si bien sabe que uno de los puntos centrales de la reforma, como es la doble candidatura, tanto a gobernador como a primer legislador por Distrito Único, la puede beneficiar, Montero se mostró contraria a la nueva norma.

“La ley podría favorecerme ya que he logrado una visibilidad importante, pero más allá de lo que me favorezca, la doble candidatura se aprobó quizás con una estrategia de Unión por Córdoba de habilitar muchas bocas para que saquen votos de distintos lugares”.

Asimismo, señaló que no descarta ni confirma una posible postulación el año próximo. “Mi preocupación ahora es formar un espacio político, en términos personales estoy madura para hacerlo. Siempre acompañé a otros espacios y esta será la primera experiencia en la que voy a conducir yo”, remarcó.

De centroizquierda

Cuando se le preguntó sobre esta construcción, Montero dijo que convocará a los espacios progresistas y consideró que a este sector “le faltan liderazgos importantes”. 

“Yo vengo del alfonsinismo y hay una vacancia de lo que se llama la centroizquierda, que en Córdoba la han representado diferentes construcciones y hoy existe esa vacancia más allá de la polarización entre Unión por Córdoba y Cambiemos. A mi no me representa ni una ni otra, estoy muy lejos del gobierno de Macri; y también muy lejos de Unión por Córdoba”.

-Cambiemos dice que Unión por Córdoba es un ciclo terminado, Unión por Córdoba responde que retendrá la gobernación. Y en el medio está Macri, que se saca más fotos con Schiaretti que con cualquier precandidato de Cambiemos. ¿Cómo se explica?

-Si hay un buen representante del Gobierno de Mauricio Macri en Córdoba es Juan Schiaretti y no porque sean amigos. Comparten ideológicamente muchas cuestiones, sobre todo el punto de vista económico. Macri necesita patas peronistas en su construcción y es muy probable que frente al despiole de Cambiemos, que todos los días le aparece un candidato nuevo a gobernador, es muy probable que yo en lugar de Macri pensaría lo mismo, para qué cambiar si con el gobernador me llevo bien.

-¿Sumaría a la izquierda?

-La izquierda tiene una decisión de hace mucho tiempo de caminar solos, pero sí hay un lugar vacante de centroizquierda, el alfonsinismo, socialismo, Libres del Sur, otros que apoyaron la transversalidad de Néstor Kirchner.

-¿Y los K de Córdoba?

-Algunos plantean la posibilidad de construir este espacio de centroizquierda, y otros una convergencia con el peronismo. Nosotros trabajamos en la idea de hacer algo amplio. Los sectores progresistas de Córdoba no hemos logrado articular una alternativa viable para la sociedad.

Martín Alanis.  Redacción Puntal Villa María

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas