Provinciales | Llaryora | seguridad | delito

Seguridad: dicen que la nueva ley es más ágil y que bajará el delito

Crea nuevas Guardias Urbanas de Prevención, inserta el uso de armas no letales en la Policía y el sector privado, promete disminuir los índices delictivos y genera nuevas fiscalías para eficientizar la lucha contra el narcotráfico

La nueva Ley de Seguridad Pública, que fue promulgada recientemente por el gobernador Martín Llaryora, tiene procedimientos policiales y judiciales más ágiles que la anterior para combatir el delito y el narcotráfico, crea más fiscalías antinarcóticos para eficientizar la lucha contra las drogas, genera nuevas Guardias Urbanas de Prevención, inserta el uso de las armas no letales incluso en el sector privado, implementa un plan de desarme y narcotest para los funcionarios y promete bajar los índices de delitos, aseguran.

En diálogo con Puntal, el ministro de Seguridad de Córdoba, Juan Pablo Quinteros, dijo ayer que “a partir de la decisión del gobernador Martín Llaryora se ha impulsado una nueva ley de seguridad pública y seguridad ciudadana que dotará de mayor integralidad a la política de seguridad de nuestra provincia”.

Yacotó:“Con una impronta modernizante en materia tecnológica y de formación profesional, la ley tiene como objetivo generar el marco para un combate más efectivo del delito y del narcotráfico”.

“Dentro de las innovaciones que introduce la nueva norma, municipios y comunas tendrán la posibilidad de crear Guardias Locales de Prevención y Convivencia. Estos cuerpos, siempre en calidad de auxiliares de la Policía, tendrán objetivos preventivos y de disuasión del delito”, sostuvo el ministro.

“Desde el gobierno provincial aportaremos móviles, equipamiento y capacitación permanente. Esta decisión implica un mayor despliegue territorial de la política de seguridad, pero de manera federal e institucionalizada”, expresó.

El funcionario provincial también indicó:“Hemos generado el marco para una mejor coordinación entre la seguridad pública y privada. Elevaremos estándares de trabajo para la seguridad privada, como así también coordinaremos con las empresas que cumplan con los requisitos previstos en la ley en materia de adecuación tecnológica y de formación profesional”.

“Además, como se hace en el resto del mundo, bajo estrictos protocolos de capacitación previa, ya estamos introduciendo la utilización de armas de baja letalidad en nuestras fuerzas de seguridad, con el objetivo de extender su uso a las guardias locales y a las empresas privadas que cuenten con la acreditación correspondiente”, añadió.

“Y, en lo que respecta a nuestra Policía provincial, tenemos como objetivo que la fuerza esté en las calles cuidando a los cordobeses. Para ello nuestros policías contarán con el apoyo y respado del gobierno provincial, a través de infraestructura, recursos y con una política de profesionalización creciente”, afirmó.

Consultado por este diario sobre el particular, el jefe de la Policía de la Provincia, comisario general Leonardo Gutiérrez, complementó que “los móviles de seguridad ciudadana, que van a hacer seguridad, van a colaborar en la prevención y en la seguridad de las personas, no así en la lucha del delito”.

“Nosotros por ejemplo tenemos la obligación de combatir el delito y ponerlo a disposición de la Justicia. En este caso los móviles de seguridad ciudadana o estos móviles de control municipal tienen la obligación también de hacer cesar las contravenciones y ponerla a disposición de la Policía y ésta a disposición de la Justicia. O sea que van a ser auxiliares de la Policía y van a colaborar en todos sus aspectos”, puntualizó.

Yagregó:“Este tipo de vehículos puede patrullar los espacios verdes y las avenidas principales, o sea, zonas más seguras. Ylos vehículos y los móviles policiales podrán ser destinados a lugares más grises o más rojos, o a los barrios o sectores de villas, donde por ahí la sociedad pide mayor presencia policial”.

Por su parte, el flamante jefe de las Departamentales Sur, comisario mayor Gustavo Della Mea, indicó a Puntal que la nueva ley “le da otro punto de vista a la seguridad, dado que el Estado no renuncia a su función, sino que incorpora a otros actores para la prevención”.

“Los sectores privados y los municipios actuarán como agentes preventores”, especificó.

Yaclaró que “cuando el delito se cometió, comienza el accionar judicial”.

La nueva norma fue aprobada por la Legislatura Unicameral, en la sesión del miércoles pasado, y promulgada por Llaryora.

El presidente provisorio de la Unicameral, Facundo Torres, aseveró en diálogo con Puntal que la flamante Ley de Seguridad “lo cambia todo, duplica las fiscalías antinarcotráfico, crea fiscalías móviles en el interior de la provincia, genera juzgados de control, posibilita que municipios y comunas se adhieran a la ley y que haya guardias locales de prevención y convivencia, posibilita que las empresas privadas de seguridad también se adhieran a la ley y pasen a ser parte de la ley integral de seguridad, introduce armas menos letales y un programa de desarme provincial, instala el narcotest para funcionarios políticos y crea un observatorio de estudio, formación y planificación estratégica para la lucha contra el delito”.

Yamplió:“Son muchísimas cosas que cambian. Crea todo un universo coordinado y armonizado con el sector privado, con el juzgado, con los distintos estamentos del Estado y con municipios y comunas para abordar el combate o el flagelo del delito”.

“Desde el gobierno provincial aportaremos móviles, equipamiento y capacitación permanente”, dijo Quinteros.

Por su lado, el jefe del bloque de Hacemos Unidos por Córdoba, Miguel Siciliano, dijo ayer a Puntal que “la nueva Ley de Seguridad es una herramienta de transformación en la lucha contra el narcotráfico y la inseguridad.

Yañadió:“Crea juzgados para darle más agilidad al combate con los narcos y las Guardias Urbanas de Prevención y Convivencia y promete bajar los índices delictivos como ya ha ocurrido en la ciudad de Córdoba, donde pasamos de 466 incidentes a 12”.

“Además suma las armas no letales entre la voz de alto y el disparo con arma de fuego y el Instituto de Capacitación no sólo para la seguridad pública sino también para la privada”, enumeró.

“Obviamente que esto se complementará con las fuerzas federales”, señaló.

Siciliano también puntualizó que a la delincuencia hay que combatirla también bajando los índices de desempleo y pobreza.

Por último, el legislador radical Dante Rossi expresó a este diario que “primero lo que hace es legalizar las guardias de prevención que tienen los municipios, dado que hasta ahora lo hacían, pero no tenían resguardo legal y esto lo que hace es fomentar la legalidad, y después crea un instituto de capacitación y autoriza las armas menos letales, previa capacitación y previa adhesión del municipio para su utilización”.

En suma, según lo dicho por los funcionarios y legisladores consultados, la flamante Ley de Seguridad Pública busca modernizar el marco normativo anterior y agilizar los procedimientos tanto en lo policial como en lo judicial.