Nacionales | Macri | Juntos por el Cambio |

"Vamos a volver al poder con la enseñanza adquirida", dijo Macri

Señaló la necesidad de la Unidad en Juntos por el Cambio y embistió duramente contra el kirchnerismo. "Es la expresión final del populismo en la Argentina", disparó

Mauricio Macri se prepara para volver al centro de la escena. El expresidente presentó ayer, en el Centro de Convenciones y Exposiciones de la ciudad de Buenos Aires, su libro “Primer tiempo”, de Editorial Planeta, en el que revisa sus cuatro años en la Casa Rosada.

El exmandatario hizo un repaso por los aciertos y las cuentas pendientes que dejó su mandato. Remarcó la importancia de la unidad de Juntos por el Cambio. Y, sobre las aspiraciones presidenciales de JxC para 2023, dijo: "Vamos a volver al poder con la enseñanza adquirida".

"Tal vez deba decir 'mi primer libro', porque estoy pensando en hacer 'segundo tiempo', 'alargue', 'definición por penales', dado que el kirchnerismo me hace propaganda de los libros", continuó, en referencia a las críticas desde el oficialismo y el episodio con librerías militantes que no venderán su título.

Sobre los objetivos del libro, precisó: "Es reafirmar los pilares de este proyecto. Que la gente viva mejor. Y cómo: desafiando al statu quo. Yo formaba parte del statu quo, pero el statu quo no era la solución para la mayoría de los argentinos".

Acto seguido, dejó una definición sobre la supuesta tensión interna de Juntos por el Cambio. Ante las versiones de halcones y palomas, aseguró: "Somos el cambio o no somos nada. Ese es nuestro motor". También llamó a "evitar recorrer caminos que no funcionaron".

Luego intervino por video el premio nobel Mario Vargas Llosa. El escritor peruano manifestó: "Leí sus misiones, creo que las escribió él mismo. Lo más valioso es su sinceridad. Está muy bien escrito. Habla de su gestión gubernamental y de lo que trató de hacer, reconoce éxitos y fracasos".

Vargas Llosa le preguntó, a la distancia, sobre si en una nueva incursión apostaría al gradualismo o al shock.

"¡Qué preguntita!", respondió Macri. "Definirnos como gradualistas fue una forma elegante de disfrazar la debilidad política que teníamos. Y no nos tocó la versión más amigable del peronismo".

Y continuó: "Ambas son válidas. Hicimos varias reformas y el kirchnerismo nos llamó neoliberales. Y faltaron muchas, otras, que la ortodoxia puede decir que lo que hicimos no fue suficiente".

La meta es 2023

A su vez, puso la mirada sobre las elecciones presidenciales de 2023: "No va a ser como en 2019. No va a haber asintomatismo. Lo que hace este Gobierno va a permitir que, con más apoyos políticos, Juntos por el Cambio vuelva al poder con la experiencia adquirida y podamos hacer las reformas".

Además, indicó que se vive en la actualidad el final del populismo: "El kirchnerismo es la expresión final del populismo en Argentina".

Agregó: "El populismo genera la destrucción del valor de la palabra, ellos construyen su propia verdad. Trabaja para destruir el futuro, el populismo crece a medida que avanza la resignación".

También profundizó su visión sobre las próximas presidenciales: "Estando ellos en el poder, sin recursos, con sus errores, no les está alcanzando ni un precio excepcional de la soja. Es un camino duro de fortalecimiento y aprendizaje. Nosotros (Juntos por el Cambio) vamos a estar superándonos para una vara más alta en 2023".

Contra el statu quo

Tras un mensaje del expresidente uruguayo Julio María Sanguinetti, criticó la gestión de Alberto Fernández y resaltó: "El statu quo nos lleva al 50 por ciento de pobres. Entonces hay que subirse al cambio".

Mencionó la situación difícil de los empresarios nacionales y comentó: "No existen los atajos ni la magia. Existe el trabajo en equipo, dentro de una Argentina previsible".

En el lanzamiento de su producción, Macri estuvo rodeado por referentes de Juntos por el Cambio, exministros, exfuncionarios y familiares y allegados. En las afueras del salón había seguidores del Pro con banderas y carteles de apoyo al exmandatario. Allí se instalaron pantallas para reproducir el mensaje del expresidente. “Vamos a volver al poder con la enseñanza adquirida”.

Los primeros en llegar al Centro de Exposiciones de la ciudad, al lado de la Facultad de Derecho, fueron el presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, y el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio en Diputados, Mario Negri. En la fila del ingreso al salón, donde hubo alrededor de 500 invitados, estaban el exministro de Hacienda Nicolás Dujovne, la extitular de Desarrollo Social Carolina Stanley y Luis Miguel Etchevehere (Agricultura). El exfuncionario Hernán Lombardi, uno de los organizadores del evento, ofició de anfitrión de los invitados.

Cánticos

Los militantes macristas ovacionaron a la titular de Pro, Patricia Bullrich, al exjefe de Gabinete Marcos Peña y al auditor general de la Nación Miguel Ángel Pichetto cuando atravesaron el portón de ingreso al salón. “¡Vamos a volver!”, cantaron los seguidores del Pro.

También asistieron el jefe del bloque de Diputados del Pro, Cristian Ritondo; el intendente de Vicente López, Jorge Macri; y los legisladores Álvaro González y Silvia Lospennato. “No pude leer el libro, pero vi varios fragmentos. Dice las cosas de manera auténtica”, confesó Ritondo.

Más tarde ingresaron también el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y el senador nacional Martín Lousteau. Entre los invitados estaba Juan Carlos Blumberg.

Elisa Carrió, a quien Macri le reconoció con énfasis su respaldo durante la gestión de Cambiemos en su libro, fue una de las grandes ausentes. Lilita adujo que debía permanecer aislada en su chacra de Exaltación de la Cruz para preservar su salud por el coronavirus.