Nacionales |

Massa analizó con pymes una baja de impuestos para las importaciones

Es para aquellas empresas que usen dólares propios para comprar insumos al exterior en el marco del nuevo sistema de autorización

El ministro de Economía, Sergio Massa, prometió ayer ante empresarios industriales pymes estudiar una baja de impuestos para aquellas empresas que usen dólares propios para importar, una posibilidad que se abrió para las compañías con la puesta en marcha del nuevo sistema de autorización de pago de compras al exterior.

El jefe del Palacio de Hacienda se reunió ayer por la tarde con un grupo de industriales pymes nucleados en la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA), entidad que reeligió a Marcelo Fernández como autoridad principal.

El encuentro tuvo lugar en medio del tira y afloje con el sector por los dólares para la importación de bienes e insumos para la producción, el reclamo sobre la tasa de interés de los créditos y, también, ciertas dificultades que aseguran los ejecutivos del sector que tienen para conseguir mano de obra.

En ese sentido, CGERA planteó cinco puntos ante Massa.

Reajustar el Sira

El primero de ese documento plantea reajustar el sistema Sira de autorización del pago de importaciones con dólares a precio oficial.

En ese sentido, el pedido de la central industrial fue poner en marcha “una Administración del Comercio exterior a través de declaraciones juradas de las empresas importadoras de insumos y/o materias primas para la industrialización de productos”.

“Esta medida consiste en una declaración jurada cada 30 días de las pymes que necesiten importar un insumo o materias primas que no se produzcan en el país para la fabricación de su producto final. Estas no deberán superar el 25% de su facturación en el mismo período para que quede manifiesto el agregado de valor al pedido de importación por parte de la empresa”, mencionaron desde la entidad.

Fernández aseguró que lo que busca un medida de esa naturaleza es “que se importen solo insumos que no se hagan en el país. Que sean efectivas y que no haya especulaciones que perjudiquen a todos”, mencionó el empresario.

“En caso de ser necesario que la importación sea por 60 días de facturación o un leve aumento del porcentaje aprobado por la resolución o normativa, la Empresa deberá aportar la justificación confirmando la solicitud. Se apunta a que las pymes accedan a las importaciones para producir y evitar sobrefacturaciones y especulaciones”, aseguró CGERA en un comunicado.

Además, aseguró Fernández que solicitaron “capacitación de la mano de obra desocupada en oficios”: “Es urgente porque nos encontramos con gente que no trabajó nunca con las nuevas tecnologías”, dijo. “Más de 200 mil trabajadores se han jubilado en este período descripto, lo que ha llevado a que hayan sido, no solo reemplazados, sino que además hayan formado a alguien en su reemplazo”, estimó la central fabril pyme.

Relacionado con la escasez de divisas, el empresario aseguró que le acercarán al Ministerio de Economía una propuesta para aquellas empresas que utilicen dólares propios para importar, una posibilidad que quedó habilitada tras la puesta en marcha del Sira, el nuevo sistema de autorización de pago de importaciones, venga acompañada por beneficios tributarios para compensar el tipo de cambio más alto de reposición que necesitarían esas compañías. El Presupuesto 2023, además, estableció un blanqueo para poder hacer uso de esas divisas.