medidas | AERCA | pandemia

Para Aerca, las medidas municipales son buenas pero no alcanzan

El referente de la Asociación de Empresarios Región Centro Argentino, Ignacio Tovo, planteó que la ayuda financiera del gobierno local no es suficiente para acompañar a los sectores más golpeados por la pandemia

El intendente Pablo Rosso, junto con la secretaria de Economía y Modernización, Daniela Lucarelli, se reunieron con representantes de las cámaras comerciales Aerca y Acovim, con quienes dialogaron sobre la situación que atraviesa el sector y a quienes les presentaron nuevos beneficios que buscan amortiguar el impacto negativo de las medidas a causa de la emergencia sanitaria.

En esa línea, el referente de la cámara comercial Aerca (Asociación de Empresarios Región Centro Argentino), Ignacio Tovo, dijo que las medidas comienzan a aplicarse en los meses de mayo y junio para los monotributistas de la categoría A, B y C y para aquellas actividades que se ven imposibilitadas de trabajar “continúa lo que estaba planteado desde el año pasado en términos del decreto municipal en relación con lo que son tasas de contribución local”, indicó Tovo.

De todos modos, Tovo remarcó que, si bien acompañan las medidas y están de acuerdo con la necesidad de la implementación de las mismas por parte del Municipio, ya que sirven para acompañar a los sectores más golpeados por la pandemia debido a la difícil coyuntura económica, entienden que no son suficientes.

“Las medidas son buenas pero también insuficientes, estamos en diálogo permanente con todos los niveles del Estado; en este caso, con la Municipalidad, tratando de ver si se puede acompañar con alguna medida extraordinaria”, puntualizó el referente comercial.

Restricciones

En el marco de las nuevas medidas confirmadas por el ministro de Salud, Diego Cardozo, Tovo señaló que dentro del rubro comercial especulaban con este tipo de anuncios.

“Sabemos que los meses de junio y julio serán los más complicados de transitar”, manifestó.

Y agregó: “Esperamos que el avance que se está observando en terminos de vacunación se mantenga y se pueda acelerar”.

A su tiempo, dijo que entienden el panorama que se atraviesa y que es la única forma de transitar la pandemia: “Hay que transitarlo y las restricciones son necesarias porque de alguna manera tenemos que bajar el nivel de contagios, estamos convencidos y sostenemos desde hace bastante tiempo que en los comercios y en las industrias no están los focos de contagio”, aseguró.

Protocolos

Según lo anunciado por el gobierno provincial, cabe señalar que los comercios no esenciales podrán abrir sus puertas hasta las 19 horas, según el protocolo que comienza a estar vigente a partir del lunes 7 de junio. Durante el fin de semana se aplica el DNU Nacional Nº 334/2021.

Sobre la adaptación a las nuevas medidas, el referente de Aerca dijo que los comercios realizaron inversiones y se adecuaron a nuevas formas de trabajar para poder aplicar los protocolos de bioseguridad aprobados por el COE durante el año 2020.

“Lógicamente, acompañamos las medidas restrictivas para poder aplanar la curva de contagios y eso nos permita transitar de la mejor manera posible los dos meses que tenemos por delante, que parecen ser los más complicados”, aseguró.

Y agregó:“Primero, porque estamos en la segunda ola; segundo, porque son los meses más fríos y, por último, esperamos que en ese tiempo se vacuna la mayor cantidad de gente posible y llegar al inicio de la primavera con gran parte de la población inmunizada para dejar atrás esta pandemia que nos golpeó de manera estrepitosa”.

Ayudas económicas

Las eximiciones que presentó el Municipio serán, en primer lugar, para los contribuyentes de los rubros de actividades no habilitadas por todo el período de su inhabilitación para desarrollar la actividad, retomando el beneficio desde marzo 2021 con carácter retroactivo.

En este punto, el referente de Aerca compartió que esperan poder acompañar con medidas económicas como eximición de tasas a gran parte del sector comercial y para aquellos sectores más golpeados, como bares o restaurantes, tratarán de buscar algún mecanismo que les permita obtener algún tipo de aporte como dinero no reembolsable para atravesar los próximos dos meses, que, según indicó Tovo, serán los más complejos de la pandemia para el sector comercial.

Cabe aclarar que las medidas financieras incluyen la suspensión del OIM (Ordenanza impositiva municipal) por el término de un año a los contribuyentes de los rubros que se vieron más afectados por el ASPO, siendo estos hotelería, turismo, salones de fiesta, eventos, servicios de esparcimiento, academias de gimnasia y gimnasios, gastronomía, transporte, guarderías, kioscos, peluquerías y pedicurías y agencias de taxis y remises.

Gastronómicos

En este punto, Tovo destacó que uno de los sectores más golpeados por la pandemia fue el gastronómico, que hoy por hoy debe contar con una infraestructura al aire libre para poder desarrollar la actividad, a lo que además se le suma la cuestión climática, ya que los meses de frío no son los óptimos para que los clientes estén al aire libre: “Después de las 19 horas deberán cerrar y es uno de los focos a tener en cuenta para acompañar con la mayor cantidad de medidas posibles”, culminó.

Por su parte, Yanina Larosse, referente de la Cámara Gastronómica de Villa María, opinó sobre las medidas restrictivas que comienzan a estar vigentes la próxima semana: “Es muy triste, hay personas que toman a la gastronomía como un negocio que solo abre en el verano o tienen dinero e invierten en el rubro, pero la realidad es que hay locales que hace más de 20 años que venimos trabajando y eso hace a la identidad gastronómica de la ciudad”, dijo Larosse.

A su tiempo, consideró que con las restricciones que se aplican no se cuida al comerciante gastronómico: “Somos restaurantes que damos mucho trabajo a familias de Villa María de manera continua, no es una decisión cerrar el negocio hoy, pero creo que no nos están viendo”, puntualizó la referente del rubro.

Por último, explicó que la ayuda económica del Municipio no está definida aún y que considera que lo poco que se ofrece no alcanza: “No llegamos a pagar los costos fijos que tenemos”, recalcó Yanina Larosse.