Nacionales | ministro | seguridad | Fernández

Para Aníbal, si no están de acuerdo con la política económica, "no estorben"

El ministro de Seguridad apoyó las gestiones de Martín Guzmán y criticó a los dirigentes del oficialismo que no apoyan las medidas y decisiones del Ejecutivo. "Se gobierna con los que están dispuestos a acompañar", afirmó

En línea con lo planteado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, su par de Seguridad, Aníbal Fernández, subrayó que aquellos dirigentes del oficialismo que no estén de acuerdo con las políticas económicas del Gobierno "no deberían estorbar".

El referente peronista se definió como un "hincha" del titular del Palacio de Hacienda y remarcó que lo va a "defender con uñas y dientes" de los cuestionamientos.

"Plantea una discusión de poder. Si ese plan que nos reclamaron toda la vida hoy empieza a tener gestos muy claros y contundentes de posicionamiento, hacia dónde estamos yendo y en qué condiciones estamos yendo, se gobierna con los que están dispuestos a acompañar", señaló el exjefe de Gabinete.

Y añadió: "No vi nunca al peronismo no acompañando a un presidente peronista".

“Son decisiones cruciales”

El titular de la cartera de Seguridad consideró que aquellos dirigentes del Frente de Todos que están disconformes con los lineamientos de Guzmán, "como mínimo, no deberían estorbar" a la gestión y "dejar que se siga adelante con lo que se está haciendo, con decisiones cruciales".

De esta manera, Aníbal Fernández rechazó las críticas que vienen realizando sectores alineados con la vicepresidenta, Cristina Kirchner, y que tienen como principal blanco al ministro de Economía.

Uno de los últimos y más llamativos dardos fue el que lanzó el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, quien responsabilizó a Guzmán por la escalada inflacionaria. "El Ministerio de Economía tiene que bajar líneas claras de política económica que reduzcan la volatilidad y preserven ingresos populares, si no esto se va a poner feo", había afirmado el funcionario que depende del Ministerio de Desarrollo Productivo.

Ante estas críticas internas, el propio Guzmán debió salir a hablar y reclamó "apoyo político" para poder ejecutar el plan económico.

"Es necesario que la política macroeconómica tenga apoyo político amplio y que no haya acciones que generen incertidumbre porque necesitamos construir credibilidad", declaró el ministro de Economía.

En otro orden el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, aseguró ayer que, desde su cartera, "no va a mandar a reprimir la protesta social" y consideró que la negociación entre piqueteros y las autoridades del Ministerio de Desarrollo "es política", por lo tanto "no se sale de una discusión política con escalada de represión".

"No estoy de acuerdo con la idea de (Horacio Rodríguez) Larreta de sacarles los planes a quienes protesten. La Constitución dice que tienen el derecho a reclamar frente a las autoridades, desde la política uno tiene que encontrar una alternativa", puntualizó el ministro a la radio online FutuRock.