Villa María | Movilización | asesinatos |

Un centenar de personas pidieron justicia por Fernando y Selien

Los jóvenes asesinados, hace un mes en Villa Gesell y en septiembre de 2018 en Villa Nueva, fueron el eje de los reclamos en esta ciudad. Las manifestaciones, con epicentro en Plaza Congreso, se replicaron en todo el país

Más de cien vecinos congregados, primero en Plaza Centenario y luego frente al edificio de Tribunales, se unieron en un mismo pedido: justicia por Fernando Báez Sosa y Selien Cantero.

Los jóvenes asesinados, hace un mes a la salida de un boliche en Villa Gesell y en septiembre de 2018 en el Parque Hipólito Yrigoyen de la vecina ciudad, fueron el eje de la masiva convocatoria que tuvo lugar ayer a la tarde en las calles céntricas de Villa María. 

Las manifestaciones, que se replicaron en diferentes ciudades del país, encontraron su epicentro en Buenos Aires, en el Congreso de la Nación, concentración vespertina que contó con la presencia de familiares y amigos del propio Fernando Báez Sosa.

Inicio puntual y caminata a Tribunales

La convocatoria en Villa María, que encontró su origen en las redes sociales, comenzó puntual. Cuando apenas habían pasado pocos minutos de las 18, el frente de la marcha emprendió camino rumbo al edificio de Tribunales locales.

Las más de cien personas congregadas genuinamente en la marcha recrearon un semicírculo frente a la unidad judicial para gritar ‘a viva voz’: “justicia, justicia, justicia”.

Entre la muchedumbre se vieron carteles alusivos a Fernando, quien fue ultimado por una patota de rugbiers en las afueras de un boliche, e inscripciones con el nombre de Selien, muchacho asesinado violentamente en el Parque Hipólito Yrigoyen. Cabe señalar que por este último caso, la Fiscalía interviniente detuvo a tres sujetos acusados de cometer el crimen.

El joven villanovense tenía 20 años al momento del brutal hecho y era padre de dos hijos, uno de dos años y otro apenas de un año de edad.

Una mujer identificada como la hermana de Cantero alzó la voz frente a la multitud para brindar detalles de la causa que todavía se investiga. 

“Lo que le hicieron a mi hermano fue con alevosía, a mi hermano lo mataron como a Fernando, con patadas en la cabeza”, soltó.

A lo ya expresado, agregó: “Mi hermano salió inconsciente y no llegó al Hospital. Los agresores no tienen ningún rasguño porque Selien no se pudo ni defender. Los culpables besaron a sus hijos luego del asesinato. Queremos justicia y que la fiscal Companys les otorgue prisión perpetua”.

Una vecina que se congregó en el lugar, cansada de la violencia que se vive en Argentina, exclamó: “Pudo haber sido mi hijo, tu hijo, mi mamá, cualquier persona. Dejemos de ser una sociedad cobarde que mira para el costado. Levantemos nuestras manos por Fernando y por el resto de la gente que sufrió maltrato. Por favor Villa María, digamos presente”.

Y esta ciudad, como tantas otras a lo largo y a lo ancho del país, dijo “presente”: por Fernando, por Selien, y por todas aquellas personas que fueron víctimas de hechos violentos.



Maximiliano Gilla.  Redacción Puntal

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas