Deportes | Mundial | Seleccion | Argentina

Las cavilaciones de Sampaoli en la cuenta regresiva del Mundial

El entrenador de Argentina sigue sin tener claro quiénes serán los que integren el equipo en el debut ante Islandia en Moscú. Messi, Otamendi, Di María y Tagliafico son los únicos que se ganaron sus lugares

Con el Mundial de Rusia encima, el DT del seleccionado argentino, Jorge Sampaoli, camina pensativo por el césped de la Ciudad Deportiva del Barcelona, donde cada entrenamiento es clave para tomar decisiones sobre el funcionamiento de un equipo que, salvo la figura indiscutida del astro Lionel Messi, plantea interrogantes en todos los puestos de su columna vertebral. 

A sólo doce días del debut ante Islandia en Moscú y con un solo partido amistoso por delante -el sábado próximo ante Israel-, el técnico tiene muy pocas posibilidades de ensayar la idea que quiere plasmar sobre el terreno de juego, de ahí que debe aprovechar al máximo las horas que dispone para dilucidar el once titular. 

El tiempo nunca jugó a su favor, pero a esta altura, con el Mundial a la vuelta de la esquina, a Sampaoli sólo le queda una opción: confiar en que sus jugadores sabrán interpretar aquello que les intenta transmitir.

Fue él quien los eligió, no sin dificultades, puesto que Argentina, salvo en el caso de Messi y sus socios de ataque (Sergio Agüero, Gonzalo Higuaín y Paulo Dybala), es un equipo formado por buenos futbolistas pero que carece de figuras rutilantes.

Es por eso que el DT es consciente de lo que se juega a la hora de definir los intérpretes que acompañarán en la ejecución de la obra a la máxima estrella. Tomar la decisión correcta, y luego saber corregir desde el banco, es su tarea más difícil, sobre la que medita estos días en los entrenamientos en Barcelona. 

La contundente derrota ante España por 6 a 1 en el amistoso disputado en Madrid a finales de marzo fue el revulsivo que hizo que el técnico de Casilda se replanteara todo, incluso ajustara la lista de convocados, que siempre estuvo bastante abierta. 

Messi, que miró la debacle desde la grada, debido a unas molestias físicas, sin duda lo ayudó a aclarar el panorama. Sus posteriores elogios hacia los recién llegados y con menos experiencia como Maximiliano Meza -"el mejor contra España" por su desequilibrio- o Cristian Pavón -"pica al espacio con inteligencia"- no pasaron desapercibidos. 

El amistoso de despedida frente a Haití, un rival de poca jerarquía, permitió visualizar lo que está pensando Sampaoli para el debut del próximo 16 de junio en Moscú frente a Islandia, que por primera vez logró clasificar para un Mundial. 

No obstante, a pedido del “10”, el DT empezó las prácticas en la Ciudad Deportiva Joan Gamper con entrenamientos enfocados en la parte defensiva, que ante España hizo agua, aunque todas las líneas fallaron al confrontar con el campeón del mundo de Sudáfrica 2010, uno de los aspirantes a la conquista de la Copa en Rusia.

Empezando por el puesto de arquero, el dilema de Sampaoli revela que tan poco consolidada está la selección. 

Si bien la lesión de Sergio Romero añadió incertidumbre a la cuestión de quién será el dueño del arco, incluso con la presencia de "Chiquito" ya se planteaban dudas. El excelente presente de Franco Armani frente a un veterano Willy Caballero, que cuenta con la confianza de Sampaoli, dejó el debate abierto. 

El DT probará a Armani frente a Israel y, aunque puede que ni toque la pelota, en caso de que el arquero de River Plate haga un excelente partido, la pregunta que sobrevuela es si Sampaoli se va a atrever a pararlo en el once titular. Ante España, Caballero hizo un mal partido, pero de entrada no se espera el mismo nivel de exigencia por parte de los islandeses. 

En el eje defensivo central, Nicolás Otamendi tiene el puesto asegurado, pero la duda es si jugará Federico Fazio o Mercado, al que Sampaoli está probando en Barcelona, ante la posibilidad de que Salvio se consolide como lateral derecho, tras mostrar su capacidad para desequilibrar sumándose al ataque. 

Dependerá obviamente del rival, ya que Fazio aporta altura, algo quizás necesario en el debut. 

Nicolás Tagliafico, actual jugador del Ajax holandés, sigue ganando terreno frente a Marcos Acuña, pero nada está definido. 

En el medio también están todos los interrogantes abiertos. Biglia es el 5 que prefiere el DT, pero su lesión lumbar a dos meses del Mundial complicó los planes. Javier Mascherano, quien ejerció un rol protagónico liderando al equipo en los últimos campeonatos, parecía destinado a cumplir un rol secundario, pero ahora está preparado para lo que le ordene Sampaoli. 

El "Jefecito", curtido en las grandes competiciones y líder en el vestuario, se encuentra en un excelente estado físico, como está demostrando estos días en su antigua casa de Sant Joan Despí, por lo que siempre será una opción para el DT. Por su parte, Giovani Lo Celso aparece en el esquema de doble 5, como el jugador que con más claridad puede llevarle la pelota a Messi, aunque a los ojos del DT sigue compitiendo con Éver Banega. 

En tanto, Manuel Lanzini, quien se perfilaba como un fijo para el extremo, encontró competencia en Cristian Pavón, que conecta con facilidad con Messi, mientras el mediocampista Maximiliano Meza, a quien el DT calificó de "polifuncional", tiene chances de entrar dependiendo del esquema táctico. Al que difícilmente le arrebaten el puesto de wing izquierdo es al Fideo Ángel Di María, un fijo en el equipo de Sampaoli. 

En cambio, la incógnita vuelve a la hora de definir el 9, un puesto emblemático de la selección. El Kun Agüero, claramente es el preferido de "Sampa", por lo que el debate aquí no es futbolístico, sino de condición física, ya que puede ser que el delantero del Manchester City aún no se encuentre en condiciones óptimas para el debut, tras sufrir una lesión dos meses antes del Mundial. 

De ser así, el Pipita Higuaín tendrá una nueva chance, después de ocho partidos con la selección sin anotar. De lo contrario, tendrá que esperar sentado en el banco.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas