Policiales | narciso-teobaldo-fusteni | Robo |

Un joven de 19 años que estaba acusado de robo quedó, finalmente, en libertad

Narciso Teobaldo Fusteni fue condenado a tres años en suspenso por encubrimiento agravado y deberá cumplir una serie de medidas para no ir a prisión. El hecho había ocurrido en mayo del año pasado

Finalmente, Narciso Teobaldo Fusteni (19) fue condenado a 3 años en suspenso —y por ello quedó en libertad— por el delito de encubrimiento agravado.

Asimismo, al momento de la lectura de la sentencia se mencionó que deberá evitar el contacto con las víctimas del robo (dos chicos de 15 años, a quienes les sustrajeron sus camperas y un celular en mayo de 2017).

Además se precisó que deberá finalizar sus estudios secundarios y no podrá beber alcohol ni consumir estupefacientes.

No es menor agregar que, apenas iniciado el debate, la jueza Eve Flores le ofreció la oportunidad de la “última palabra” al acusado. En esta dirección, el joven insistió en que es inocente.

Cabe recordar que, mientras el fiscal solicitó la pena de 6 años y 8 meses, la asesora letrada, Silvina Muñoz, pidió la absolución de su defendido y, subsidiariamente, que se modifique la calificante.

En la primera audiencia, que se desarrolló el miércoles, se había realizado un careo entre el joven y el sargento Alberto Lozano, quien había sido quien vio a Fusteni junto a su hermano, minutos después de, según declaró, cometer el delito.

Además, el efectivo contó que la detención se llevó a cabo en la intersección de Arenales y José Rucci, en barrio La Calera. Por otro lado agregó que Juan González, otro oficial, también estuvo presente en el hecho.

En contrapartida, Fusteni dio su versión de los hechos. De esta manera contó que, durante la jornada del robo, él había salido de trabajar —es albañil— a las 12.30 (el delito se produjo alrededor de las 14). Seguidamente aclaró que, por lo general, su horario de finalización era a las 16.

Luego detalló que regresó a su domicilio. Tiempo después llegó su hermano, Jorge Pascual, y un amigo suyo, Maximiliano López, con los objetos sustraídos, y él le dijo que no llevaran esos elementos allí porque no quería “meterse en problemas”.

Seguidamente expuso que, al llegar la policía ellos escaparon. Asimismo añadió que los policías le pegaron y que le pusieron una bolsa en la cabeza. También manifestó que los oficiales le dijeron que si no encontraban a los otros, lo iban a buscar a él.

Además señaló que a su hermano lograron encontrarlo y se lo llevaron hasta su casa donde reconoció los hechos.

De esta manera, ayer se dictó la sentencia mencionada anteriormente y el joven quedó en libertad.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas