Villa María | Navidad | controles | tránsito

La Navidad y el tránsito: destacan que “no hubo accidentes graves”

El director de Seguridad Ciudadana de Villa María, Daniel Ferreyra, en diálogo con PUNTAL VILLA MARÍA, celebró que no haya habido siniestros viales con heridos de consideración. Desde el municipio buscarán pulir algunos detalles pensando en los controles preventivos para Año Nuevo

La salida nocturna, el alcohol y el volante son factores que generan preocupación en quienes planifican la seguridad vial de la ciudad.

Ayer a la madrugada se llevaron a cabo tres controles de tránsito en las adyacencias de los boliches y fiestas nocturnas. 

Dos de los operativos se realizaron sobre la Ruta Nacional N° 158. El primero, a pocos metros del local bailable situado sobre bulevar Colón al 1080, y el segundo, en inmediaciones a un club nocturno ubicado en Área 158, a pocos metros del empalme con la Autopista Córdoba-Villa María. Para garantizar la seguridad de los conductores se realizó un tercer control en la costanera. 

El director de Seguridad Ciudadana del municipio, Daniel Ferreyra, en diálogo con PUNTAL VILLA MARÍA, hizo una breve evaluación del trabajo desarrollado durante las primeras horas del 25 de diciembre. En ese sentido, manifestó como “positivo” el hecho de que no haya habido accidentes graves en las calles de la ciudad durante la mañana de ayer.

El funcionario municipal reconoció que aún deberán pulir algunos detalles pensando en los controles preventivos de tránsito que se repetirán durante el primer día del 2020.

Cabe señalar que los operativos contaron con la planificación del área de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad y la Policía de la Provincia de Córdoba. 

En los puestos (recostados sobre la ruta y caminos a la vera del Río  Ctalamochita) se solicitaron aquellas documentaciones que son requisito indispensable para manejar (tarjeta verde, seguro del automotor, carné de conducir, entre otros), y además, se llevaron a cabo test de alcoholemia. Cabe mencionar que la normativa vigente establece como control “positivo” a aquel que supera los 0,05 gramos de alcohol en sangre.

Ferreyra, consultado por este matutino, reprochó la imprudencia de muchos conductores, quienes alertados por la presencia de los inspectores de tránsito y la policía, escaparon de los controles, algunos llegando a realizar maniobras peligrosas para el resto de los automovilistas.

El director de Seguridad Ciudadana manifestó que el foco de atención estuvo puesto principalmente en el control del acceso a la ciudad por Ruta Nacional 158, cerca del empalme. Allí se registraron muchos vehículos producto de la masiva concurrencia que tuvo un local bailable de la zona.

En los caminos del ejido urbano villamariense trabajaron 40 agentes municipales, labor que realizaron a la par de los efectivos de la Policía Departamental General San Martín.

Cabe destacar que los boliches de Villa María tuvieron el permiso de cerrar una hora más tarde de lo habitual, es decir a las 7 am.



Maximiliano Gilla.  Redacción Puntal

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas