Villa María | obras |

Obras viales ejecutadas por la Nación todavía no fueron terminadas

Se trata del desvío de tránsito de la futura circunvalación de Villa María-Villa Nueva a la ruta 158, la autopista de la ruta 19 y la obra de la ruta 8 en la autovía de Río Cuarto. Sobre el tema se expresó el director de Vialidad provincial

En el marco de la visita del gobernador Juan Schiaretti al conglomerado, con el objetivo de supervisar la obra del nuevo puente que unirá Villa María con Villa Nueva y la rehabilitación de la ruta 2 y 4, el director de Vialidad, Martín Gutiérrez, se refirió al cumplimiento de lo proyectado en contraposición de lo que ocurre con los proyectos nacionales.

Sobre la detención del desarrollo que compete a la órbita que lidera Alberto Fernández, Gutiérrez describió: “Todo lo que está paralizado es la obra de la ruta 158, todo el tramo que va desde la autopista al encuentro con la ruta provincial 2. Además, las obras que lleva adelante la Nación como la autopista de la ruta 19 se encuentra totalmente detenida, obra que tenía fecha de finalización durante la gestión del presidente Macri”, dijo.

Además, destacó que en la zona sur de la provincia también hay propuestas viales sin fecha cierta de conclusión: “También se encuentra detenida la obra de ruta 8 en la autovía de Río Cuarto”.

A pesar de tener el financiamiento garantizado por parte de organismos internacionales, como es el caso del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el funcionario remarcó que los organismos dependientes de la Nación están incumpliendo con lo pactado: “Hay deudas con contratistas y esto también tiene que ver con la forma de administrar las cosas públicas.

Vemos que el gobierno nacional no administra en forma prolija y eficiente los recursos y por eso tenemos estos resultados”, apuntó el funcionario provincial y remarcó que la circunvalación que realiza la provincia, que es el arco sudeste que va desde la ruta 4 provincial hasta la ruta 9 vieja, está en plena ejecución.

Incumplimiento

El nivel de incumplimiento habría escalado y afectado también las esferas empresariales y laborales.

Gutiérrez aseguró: “El contratista Roggio y representantes gremiales de la Uocra me comentaron que despidió a ciento cincuenta operarios que estaban trabajando en esa obra y por supuesto todo lo que conlleva, no solo la necesidad de una obra concluida para ponerla al servicio de todos los ciudadanos sino la pérdida de puestos de trabajo, el deterioro que se traduce en tareas a medios a realizar que luego deben ser retomadas y en las que se deben actualizar precios”.